Foto: 24 Horas
Yasmín Esquivel Mossa, presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México, es una de las aspirantes para ser ministra de la SCJN, misma que fue galardonada con la "Presea Benito Juárez”

CIUDAD DE MÉXICO.- En una jornada de contactos con senadores, las candidatas a ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Loretta Ortiz Ahlf, Yasmín Esquivel Mossa y Celia Maya García defendieron su idoneidad y sostuvieron que tienen la preparación necesaria para ocupar el lugar de la ministra en retiro Margarita Luna Ramos.

Las aspirantes a formar parte del pleno de la Corte, en entrevistas por separado, pidieron que se les valore por su trayectoria, y dijeron que aún  no se les indican citas a comparecer en comisiones para ser valoradas.

Esquivel Mossa dijo que señalamientos en contra de su postulación "son parciales, no correctos, no corresponden a la realidad y tratan de desdibujar una carrera y toda una vida en el servicio público".

Señaló que tiene una trayectoria de 35 años de  trabajo, estudio, esfuerzo, y se pretende descalificarla "por esta relación que yo tengo con mi esposo, José María Riobóo, a quien conocí  hace siete años".

Cabe destacar que la tarde de este jueves 21 de febrero, el Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México, manifestó a través de su cuenta de Twitter, la entrega de la 'Presea Benito Juárez', máxima distinción que otorga el Congreso Nacional de la Abogacía.

 

Ortiz Ahlf dijo que ella tiene un perfil académico, como lo tuvo el ministro en retiro José Ramón Cossío, y que una visión que maneja las doctrinas de la ciencia  jurídica favorece a la Corte.

Si fuera electa por el Senado, "regresaría una académica a la Corte", subrayó Maya García, y sostuvo que en su trayectoria se ha conducido con autonomía e independencia.

Aseguró que difícilmente se podría señalar en ella conflicto de interés, y explicó que ha sido directora de Derecho de la Universidad Iberoamericana por nueve años, consejera de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), vocal de la Escuela Libre de Derecho, miembro del Sistema Nacional de Investigadores, entre otras tareas.

Maya García dijo que ella aportaría a la Corte  "mi conocimiento de la gente, mi manera de hacer justicia, la importancia que le doy al conocimiento de los hechos". 

Señaló que "yo sí aplico la justicia cotidiana. Durante 40 años he aplicado la Constitución en todas las resoluciones de mis casos", con las cuales "acredito mi independencia".

Argumentó "que el Presidente voltee a ver a quien ha coincidido con un proyecto de cambio para este país, es beneficioso", y en esta situación, "las críticas no son válidas".