Se llama Alejandro Reyna, acaba de cumplir 30 años y es líder latinoamericano en el giro de sus empresas.

Hace como cuatro meses se aventó un round con el mismito Ricardo Salinas Pliego por una bravata que se aventó el dueño de TV Azteca, Elektra y otras hierbas, contra la postura de Alejandro relacionada a la pandemia y según los expertos en redes sociales, el joven le puso una santa revolcada que el también asesor de AMLO le paró a su cuento.

Es el presidente del Injuve y ha logrado en ese organismo lo que no hicieron ninguno de sus antecesores, debido a que le pega bien y bonito al jale de contacto con la gente y los chavos lo ven bien.

El día que platiqué con él me di cuenta de que aunque no es un bravucón, dejado es lo que menos tiene, por eso, cuando los locutores de un programa de televisión de Azteca Noreste -qué casualidad- le inventaron algo en los festejos del 16 de septiembre, se defendió mediante un video que todavía resuena en los estudios casi vacíos de la Colonia México.

Aquí les dejo la liga de mi entrevista con él:

https://www.youtube.com/watch?v=dYoeD0lSw-0

Bueno, pues animado por sus coterráneos -él es de la sierra de Santiago- se lanzó como candidato a la alcaldía de su pueblo mágico natal y a pesar de que fue pretendido por todos los partidos políticos, eligió la línea independiente/ciudadana.

  MI BIGDATA CONTRA LAS ENCUESTAS CUCHAREADAS  

Hace cosa de una semana puse en práctica la metodología creada por mi BigData para detectar las preferencias del electorado de Santiago, sin tener que recurrir a las cuchareadas llamadas telefónicas, que los encuestadores de ocasión ponen en juego en esta época electoral, y algunos de ellos también al mejor postor.

En unos de mis artículos pasados les platiqué en qué consiste mi método y si alguno no se acuerda, con gusto se los vuelvo a explicar si me escriben al correo que aparece al final de este artículo.

Solo les digo que lo aplicamos en las filas naturales que se dan en los supers, en las cantinas, en las tiendas, en los bares, en los restaurantes, en las tiendas, las tortillerías, los puestos de tacos, en las paradas de los camiones urbanos, con los compañeros de asiento en los autobuses foráneos, con los de los aviones, con los que se van a vacunar contra el pinche bicho, en los mostradores de los hoteles, de las aerolíneas, de las centrales de autobuses, en las empresas de paquetería, mediante aplicaciones algorítmicas en las que el encuestado suelta la sopa sin darse cuenta.

No es por nada, pero dicho por el mismito jefe de personal de la Casa Blanca -mi amigo del que les he hablado que es cercano a "Amtrack" Jose Biden, mi BigData para fines de preferencias electorales, es la cúspide del Everest, ahí modestia aparte.

  Bueno, después de tal comercial les digo que a éstas alturas, Alejandro Reyna está prácticamente empatado con el candidato pryista David de la Peña.  

Independiente/ciudadano: 29%. Priyista: 31%. Panadero: 14% y el resto son indecisos, porque las otras opciones no pintan para nada.

Nada más que entre los que responden que todavía no se deciden, mi BigData aplica un reactivo que vale por sí solo todo el método, porque con dos preguntas obtiene una variable basada en la ingeniería de reversa, que ninguna otra encuestadora conoce, y que permite revertir el proceso de tal forma, que en vez de pedirle al encuestado una respuesta, lo llevamos a que haga una pregunta.

No les voy a develar el misterio porque eso vale mucha lana. Solo les diré que David: 
Hace campaña nomás de lunes a viernes y "9 to 5".

Demora hasta dos días en responder a un madrazo que le asesta alguien de entre los seguidores de Alejandro.

Tuvo que arroparse en cartuchos bien quemados como Gamaliel Valdez -ex precandidato de Morena a la alcaldía de Santiago; Homar Almaguer y Enrique Tolentino -dueño del restaurant del sombrero de charro- ambos ex alcaldes del PT.

No es propiamente priyista. Es medinista, con todo lo que eso implicaría para el futuro de Santiago. 

Ya parece que al rato, si ganara -que lo dudo- aparecerían por ahí los mismos "ejidatarios urbanos" hijos putativos de Rodrigo Medina que les robaron 70 hectáreas a los dueños legítimos de esas tierras.

Ahora que volví a platicar con él le pregunté por qué candidato a la gubernatura se inclina como para jalarle él votantes para la grande de NL y éste a la alcaldía de Santiago.

Me contestó y luego le respondí a su pregunta de que cómo leo las cosas.

Pero eso no se los voy a platicar... no por el momento.

CAJÓN DE SASTRE

"Se me hace que el Alejandro, además de ascendencia sobre los jóvenes, de espíritu emprendedor y de lo bien que toca el acordeón, tiene tranco suficiente para ser alcalde de su pueblo... mágico, por supuesto", dice la irreverente de mi Gaby, que está fincando -como se dice en los ranchos- su finca precisamente en Santiago.