Foto: Twitter
Rogelio Portillo Jaramillo, candidato a la presidencia municipal de Huetamo, Michoacán, no ha reportado al INE ningún gasto generado en su campaña, por lo que de persistir podría perder su registro

Rogelio Portillo Jaramillo no sólo está fichado en la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés), también está en la lista de candidatos que, a pesar de que llevan varios días en campaña, no han reportado un sólo peso de lo gastado en sus actos proselitistas, por lo que de persistir la omisión podrían perder su registro. 

El candidato de Morena a la presidencia municipal de Huetamo, Michoacán inició sus actividades proselitistas el primer minuto del primer día de inicio de campañas, el pasado 19 de abril, luego de que el partido lo seleccionara tras presentar su registro el 2 de febrero como aspirante a esta candidatura. 

MILENIO confirmó que como parte del seguimiento que realiza el Instituto Nacional Electoral en materia de fiscalización a cada una de las candidaturas de todo el país, está detectado que Portillo Jaramillo no ha realizado su registro en el Sistema Integral de Fiscalización, por lo que al menos en las primeras dos semanas de campaña, no ha reportado ni un solo peso de lo ejercido en sus actividades. 

De acuerdo a un recuento de MILENIO en Michoacán, el candidato al que el gobierno estadunidense acusa de nexos con el crimen organizado, ha realizado al menos un acto proselitista al día, desde que iniciaron las campañas. 

El 19 de abril arrancó su campaña en la cabecera municipal de Huetamo en el primer minuto del inicio de esta etapa electoral; al día siguiente estuvo en el barrio Loma de la Santa Cruz, luego en la comunidad La Parota. 

Ha realizado reuniones ciudadanas con los habitantes de este municipio para pedirles su voto; ha encabezado recorridos en mercados, comunidades y en la plaza principal de Huetamo; y ha tenido mítines con pocas personas debido a la sana distancia. 

En estos eventos ha aparecido con camisas bordadas con el logo de Morena y del PT, partidos que conforman la coalición que abandera, su nombre completo y el cargo que busca. También hay flyers y reparten a los asistentes banderillas con los logos de estos partidos, su nombre y su fotografía. 

En los eventos se coloca mobiliario como sillas, mesas, manteles del color de Morena, lonas con su fotografía y su nombre completo, y se instala equipo de sonido para amenizar los mítines. Nada de esto ha sido reportado ante la autoridad fiscalizadora. 

Luego de que el pasado miércoles, la DEA lo fichara como un hombre “peligroso y que está armado”, y que informara que lo buscan por conspiración para traficar cocaína, señaló en distintos eventos que no tiene nada qué ocultar. 

A pesar de que MILENIO publicó que su padre, a quien también apodan El Canario, estuvo tres años preso tras declararse culpable de los mismos delitos que el gobierno estadunidense lo acusa y por lo que lo declara fugitivo. 

“No tengo ningún impedimento legal o jurídico que limite mis derechos ciudadanos de participación política alguna. Y les digo que seguiremos trabajando día a día, como siempre. “Quiero decirles que hay canario para rato y vamos cada vez avanzando más, todo lo que se publique negativo de mi persona quiero decirles que aquí estoy, nunca me he escondido de nadie. 

Soy el candidato de Morena y eso no cambia no tengan miedo, no tengan dudas”. El candidato morenista dice dedicarse al “rancho, a un grupo de música y a la venta de agua”. Y a pesar de que solía subir videos de TikTok promoviendo su candidatura, su cuenta ya no aparece visible en esa red social tras las recientes acusaciones. 

Hasta estos momentos, no cuenta con una imposibilidad legal de seguir ejerciendo como candidato de Morena en Huetamo, Michoacán. Sin embargo, el INE deberá presentar en los próximos días un avance en materia de fiscalización sobre el periodo de campañas en donde podría comenzar a aplicar sanciones. 

En el periodo de precampañas, ante la falta de reportes de ingresos y gastos, 49 precandidatos fueron sancionados con la pérdida de su registro tras comprobarse que tuvieron una actitud grave, dolosa y con una insistente resistencia a la rendición de cuentas. 

En el caso de las campañas, se puede aplicar la misma sanción incluso con este proceso en curso, si los candidatos como Rogelio Portillo Jaramillo, no se regularizan, se dan de alta en el sistema y reportan sus gastos.

(Tomado de Milenio)