Inspiración. Nikola Tesla fue el punto de partida para que Curiel-Ferman escribiera este poemario. Foto: Vanguardia/Mayra Franco
Con este poemario dedicado a la vida del inventor serbio la autora saltillense Marlén Curiel-Ferman obtiene el Premio Dolores Castro Varela 2018
Soy muy de la creencia que por cada que alguien enuncia algo, esa cosa se recrea y entonces en alguna dimensión alterna a Tesla alguien lo ama”,
Mariel Curiel-Ferman

La vida de Nikola Tesla ha adquirido tal popularidad en años recientes que se ha desarrollado a su alrededor una gran cantidad de teorías y conspiraciones que exaltan algunos de los más curiosos aspectos de la misma.

Inspirada y conmovida por la historia de un visionario ingeniero e inventor que terminó sus días en soledad y pobreza, en un cuarto de hotel de Nueva York, la poeta saltillense Marlén Curiel-Ferman dedicó su poemario “Cantos Eléctricos” a la vida de Nikola Tesla en un intento de crearle una realidad alterna con un final feliz.

"'Cantos Electricos' es un homenaje a Nikola Tesla, está escrito en dos tiempos diferentes, la narración de lo que pasa a Tesla durante su vida, a través de un narrador omnisciente, el cual elegí que fuera una especie de dios burlón, porque generalmente su vida fue muy azarosa, con muchos altibajos y al final acabó muy mal”, comentó la autora para VANGUARDIA.

“La segunda parte es una especie de diálogo con una mujer que vive en nuestra época y Nikola en la suya, y se ve cómo van compaginando los tiempos, las dimensiones”, agregó.

Escrito con un enfoque narrativo a la usanza de la lírica inglesa, Marlén recrea momentos de la vida del inventor y trae al campo de la ficción su historia en un texto con el cual fue galardonada con el Premio Dolores Castro Varela 2018, otorgado por el Instituto de Cultura de Aguascalientes.

“Me topé con un documental sobre su vida y al verlo casi termino llorando. Me conmovió mucho su historia y me pregunté porqué nunca conoció el amor, sus obsesiones, me dio tristeza eso y luego pensé que entre tantas teorías de conspiración a su alrededor podía existir otra donde se le pueda dar la oportunidad de sentirse amado”, explicó sobre el origen del poemario.

“Fue una forma de apapacharlo a través de los tiempos y fue una manera de escribirle misivas de amor. La segunda parte tiene este rollo como de cartas de amor donde ellos dos se van conociendo poco a poco”.

La vida de Nikola Tesla, aunque permaneció oculta durante décadas después de su muerte en 1943 ha adquirido cada vez mayor popularidad y esto la ha envuelto en una serie de teorías, exageraciones y ficciones que lo han convertido en una figura mítica del imaginario popular contemporáneo.

Tal elemento de este personaje Marlén lo utiliza también en su obra, particularmente en la segunda parte, donde Tesla comienza una correspondencia a través del tiempo con Amarilis, una mujer que vive en nuestra época y con la desarrolla una íntima relación.

“Ella es una mujer de nuestro tiempo que vive en una ciudad similar a Saltillo y de alguna manera se empieza a identificar con la soledad de Tesla. Empieza a escribirle a contarle cosas muy íntimas, de su niñez, de la soledad que vivía, las cosas que le molestan”.

Marlén comentó que en su investigación sobre Tesla descubrió un detalle curioso: supuestamente de niño él tenía visiones. Algunos textos dicen que eran los momentos en que las ideas para sus inventos llegaban, otros que era el desarrollo de su inteligencia y otros más que eran visitas de alienígenas.

Pero su autora de nuevo aprovechó este aspecto de la biografía del inventor para continuar con la creación de la mitología de su poemario. “Puede ser que en algún momento, en estas visiones, podría de alguna también ver a Amarilis y que se desarrolle este juego entre dos personas”.

Respecto al premio, que se entregará el 22 de octubre comentó que “cuando gané me sentí feliz por mí y por Tesla, porque significa que alguien más lo leyó también. Soy muy de la creencia que por cada que alguien enuncia algo esa cosa se recrea y entonces en alguna dimensión alterna a Tesla alguien lo ama”.

"No soy muy afecta de participar en convocatorias, pero ahora me dieron ganas de ver que mi trabajo saliera del estado. Soy una mujer que me gusta mucho Coahuila, le he echado muchas ganas para que mi estado se acerque a la cultura, tengo casi 14 años como promotora cultural, siempre he tratado de dar algo pero ahora quería que otros me leyeran”, añadió.

Además, recalcó la importancia que este premio tiene para ella, pues no sólo se entrega en nombre de una autora que admira —puesto que a sus 95 años sigue activa— sino que también abre la puerta a las mujeres para explorar otros temas dentro de la literatura, más allá de los mismos temas sobre feminismo y feminidad que solemos ver de las artistas.

Es un premio que se otorga a mujeres que incursionan en la literatura, pero que lo hacen no con temas estrictamente femeninos, sino que más bien alienta a las mujeres a explorar la literatura, el arte en general, desde su voz. Se está incentivando en las mujeres la capacidad de hablar de otros temas sobre los que también puede hablar”.