Hélier Daniel Gutiérrez Quintana, el detenido. Foto: Especial
Hélier Daniel Gutiérrez Quintana, quien laboraba en la policía de Namiquipa desde 2006, utilizaba sus funciones para desarrollar actividades delictivas; es primo del líder criminal 'El 80'.

Ciudad de México.- Fuerzas federales detuvieron a Hélier Daniel Gutiérrez Quintana, alias El Danys o El Chapo, subdirector de la policía municipal de Namiquipa, Chihuahua, quien a su vez era segundo al mando de La Línea y sobrino del líder de ese grupo delictivo, Carlos Arturo Quintana, El 80.

En conferencia de prensa, el comisionado de la Policía Federal, Manelich Castilla, dijo que Gutiérrez Quintana es considerado como uno de los principales generadores de violencia en Chihuahua al ser identificado como responsable de las ejecuciones, secuestros, extorsiones y trasiego de droga en la entidad.

Además de que presuntamente participó en algunos enfrentamientos ocurridos en la Sierra de Chihuahua contra autoridades federales, estatales y municipales, así como grupos rivales.

De acuerdo con Castilla Cravioto, Gutiérrez Quintana era elemento activo de la policía municipal de Namiquipa desde 2006, cargo que presumiblemente utilizaba para sus operaciones delictivas.

Explicó que ayer fuerzas federales cumplimentaron una orden de aprehensión por secuestro contra el jefe policiaco, quien fue recluido en el Centro de Readaptación Social número uno, de Aquiles Serdán, Chihuahua.

El comisionado presentó el cuarto informe de resultados del Operativo Escudo Titán desplegado por dicha corporación en Los Cabos, La Paz, Tecomán, Manzanillo, Cancún, Ciudad Juárez y Ocotlán, en coordinación con la Procuraduría General de la República.

Destacó que, de acuerdo con las cifras más recientes de la incidencia delictiva, el secuestro disminuyó 17.6 por ciento en enero, en comparación con diciembre de 2017 y 24 por ciento si se le compara con el número de denuncias presentadas en enero de 2017.

Aseguró que también las denuncias de extorsión decrecieron en 24.8 por ciento respecto a enero de 2017.

Castilla resumió que como resultado del Operativo Escudo Titán se detuvo a 219 personas, se erradicaron 133 plantíos de drogas ilícitas –47 de ellos durante la última semana en Leonardo Bravo, Guerrero–, se aseguraron 520 mil litros de gasolina y 60 mil de diésel, además de clausurar 40 tomas clandestina.

El comisionado de la Policía Federal también dijo que se logró que 90 por ciento de las llamadas de apoyo recibidas en el 088 de dicha corporación, evitaran consumar fraudes producto de extorsiones telefónicas, engaños, amenazas y suplantación de identidad de familiares.

Además mencionó que el despliegue operativo de Escudo Titán se ha replicado en otras entidades del país con importantes resultados como la detención de Juan Francisco "N" en Acapulco, Guerrero, vinculado a la venta y distribución de drogas, así como al cobro de cuotas a operadores de autobuses urbanos y comerciales.

El secuestro

La Fiscalía de Chihuahua informó que el 16 de mayo de 2012, el jefe policiaco ordenó la detención y privación de la libertad de la víctima para obtener un cuantioso pago por su rescate.

Según la denuncia, la víctima fue trasladada a la comandancia, donde la mantuvieron esposada, amordazada, mientras recibía constantes golpes al tiempo que le apuntaban con un arma en la cabeza.

Para dejarlo en libertad, exigieron telefónicamente a los familiares una cuantiosa cantidad de dinero, fijando un plazo de tres días para recaudarlo; por lo que durante ese tiempo, lo tuvieron en una celda de la comandancia de policía, lugar del que sólo fue sacado para tomarle fotografías junto a su vehículo y unos paquetes de marihuana.

Días después y tras el pago del rescate, la persona afectada fue puesta en libertad.