Autoridades estatales confirmaron la detención del joven, quien fue trasladado a un centro especial por ser menor de edad

Elementos policíacos detuvieron al probable autor material de los dos asaltos bancarios cometidos recientemente, en los que el asaltante amenazó a los empleados bancarios rociándoles combustible y los amagaba con un arma de fuego.

El ladrón presuntamente logró un botín total de alrededor de 34 mil pesos y 650 dólares, éstos últimos se los arrebató a una cuentahabiente.

El fiscal Gerardo Márquez Guevara informó que el detenido aún no cumple 18 años; está identificado como Ulises y por ser menor de edad se le trasladó al sitio de internamiento en la ciudad de Saltillo.

La detención estuvo a cargo de Policías Municipales que supuestamente lo sorprendieron en posesión de narcóticos y derivado de las investigaciones que llevaba a cabo el personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) del Estado por los asaltos bancarios se tienen datos de prueba que permiten establecer su probable participación en tales hechos.

El menor supuestamente fue el autor material de los atracos, pero contó con la complicidad de por lo menos un sujeto que todavía no es detenido, mismo que lo esperaba a bordo de un vehículo en el que huyeron tras los atracos.

Sergio García López, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, destacó la labor de la Fiscalía General del Estado, al investigar los hechos que permitieron la detención del presunto ladrón.

Los casos

El primero de los asaltos ocurrió el 31 de julio en la sucursal de Banamex ubicada en la colonia Fovissste Los Ángeles. El ladrón roció con gasolina a un empleado y los amenazó con una pistola para lograr un botín de 20 mil pesos.

El otro atraco ocurrió el 5 de agosto en el Banco Afirme del bulevar Independencia; de ahí huyó con 14 mil pesos y 650 dólares, después de que arrojó combustible a un funcionario y amenazó con una pistola que al parecer era de juguete.