Dedicados. Los jóvenes de las zonas rurales del Estado que laboran capturando datos, hacen una labor importante y silenciosa. HÉCTOR GARCÍA
Los jóvenes fueron capacitados semana atrás y participaron en simulacros de la jornada días antes de comenzar

Al menos 25 becarios del programa Jóvenes Construyendo el Futuro permanecen capturando los datos de quienes ya fueron vacunados para la aplicación de la segunda dosis.

Ellos hacen un vaciado de datos de las hojas que durante el registro de vacunación llenan los voluntarios, sin rango de errores, pues esto podría costarle la segunda dosis a un adulto mayor.

Los jóvenes fueron capacitados semana atrás y participaron en simulacros de la jornada días antes de comenzar, reciben una beca laboral por su labor y le será otorgado un reconocimiento y carta de recomendación laboral.

Este grupo convirtió los dormitorios de la UAAAN en su hogar durante esta semana, pues la mayoría radica en zonas rurales de la capital del estado.

“Tienen entre 20 y 28 años, pero sólo estudiaron hasta la secundaria o prepa, no son ninis ni becados de la nada, son capacitados para obtener mejores empleos”, comentó el encargado de los becarios quien prefirió omitir su nombre.

Talento. Quienes capturan datos, son los que mejor se desempeñaron en los simulacros. HÉCTOR GARCÍA

CON LAS MEJORES CREDENCIALES

Se eligió a los mejores para la jornada de vacunación, los más disciplinados y quienes aprendieron muy rápido sobre el tratamiento de datos personales y los más ágiles con los softwares, agregó.

Son jóvenes que en algún momento pensaron que ya no tenían futuro al truncar sus estudios o sentir que no eran buenos para nada, pero de eso se trata el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro.

“De capacitarlos, animarlos y hacerlos sentir que pueden servir a su nación desde la Secretaría del Bienestar, donde además reciben un pago por su labor, un lugar para alojarse y las tres comidas del día.

Aunque laboran al mismo ritmo que el personal médico, pasan horas sentados frente a monitores para transcribir y capturar datos o llenan formularios.

Son algunos colaboradores invisibles en la Jornada de Vacunación y sin embargo esenciales para el procedimiento que continuará con la aplicación de la segunda dosis y el registro de esta primera jornada masiva de vacunación.