Foto: Vanguardia/MAYRA FRANCO
Las escenas que muestra son retratos de historias de abuso que resultan ser verídicas y todas están relacionadas con el género femenino

Cada una de estas imágenes tiene, sin duda, un valor narrativo. Y es que de ahí se desprenden estas composiciones; de historias. Desprovisto de cualquier texto de apoyo (fuera del título de la obra) Carlos Mirón invita en su exposición “El límite del suspiro” a mirar y preguntarse qué es lo que está pasando en dichas escenas.

“A raíz de las experiencias que me contó una amiga, que vivió con su novio, quien ya falleció, la violencia, las drogas, armé una foto y de ahí salieron las demás, y aunque quise presentarlas junto con la historias, funcionaron mejor sólo con las fotos, además de que algunas mujeres prefirieron no revelar los detalles al público”, nos contó Carlos.

Todas las modelos son amigas del fotógrafo. En algunos casos ellas fueron protagonistas de las historias representadas, en otros solamente se convirtieron en el símil de una narración que llegó a sus oídos.

Para la realización de los montajes fue adaptándose a la situación presentada y los temas, aunque unidos por el interés creativo de retratar la realidad de las mujeres en México, varían en ciertas instancias. 

“Hay una que se llama ‘La inquisición’, donde una mujer está colgada de las piernas, mi amiga está en contra de la religión y me empezó a platicar de todos los problemas que había en esos tiempos, la violencia de género en todo su esplendor contra las mujeres”.

Con estas 11 fotografías él busca explorar sus capacidades como artista y presentar casos muy fuertes, historias contadas a través de la imagen, con las que espera que no olvidemos que la equidad de género y la erradicación de la violencia contra la mujer aún es algo real y presente en al sociedad mexicana.

En la invitación en redes sociales, se dice de la obra que “es un ensayo fotográfico sobre la violencia de género, el acoso y el abuso contra las mujeres. Es un ejercicio de reflexión muy particular que Carlos Mirón hace del tema a través de su cámara y sus ojos”.

“Como sociedad normalizamos muchas de estas cosas, y más como norteños. Creemos que la mujer debe estar en la casa, y pues no. Somos una sociedad que debería avanzar hacia la igualdad”, puntualizó.

> El límite del suspiro, es una exposición de denuncia contra le violencia de género.

> Las fotografías muestran las diferentes formas de la violencia contra la mujer.
 
> El tema surgió por las experiencias que una amiga del artista sufrió.

>  Las modelos que se fotografiaron son amigas de Carlos Mirón, algunas sufrieron de la  violencia de género.

> ‘La inquisición’ es una fotografía que exhibe los problemas y violaciones contra las mujeres practicada por miembros de la religión.