Especial
El originario de Ramos Arizpe ha sido señalado por haber reunido 2 mil millones de pesos para la campaña de Enrique Peña Nieto

Audios revelados en la última semana, que forman parte de una controversia internacional en la que accionistas de la empresa Oro Negro acusan a Pemex de discriminarlos por no pagar sobornos, colocan en el ‘ojo del huracán’ al coahuilense Carlos Morales Gil, exdirector de Exploración y Producción de la petrolera.

Como publicó VANGUARDIA, las grabaciones, que fueron presentadas como pruebas ante el Tribunal de Arbitraje Internacional, con sede en Canadá, señalan que el ramosarizpense Morales Gil se habría encargado de ‘pasar la charola’ entre posibles contratistas de Pemex para financiar la campaña del entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto.

‘SI A ALGUIEN NO PODÍAN CORRER DE PEMEX, ERA A ÉL’

En un análisis sobre el caso, presentado en el programa Los Periodistas, de grupo Radio Centro, se señaló el papel de Morales Gil tras más de 30 años de estar vinculado a Pemex (1979, primer ingreso; 2014, renuncia), siendo la Dirección General de Exploración y Producción su puesto más destacado.

“Para que usted tenga información puntual de quién es, le voy a decir que es el hombre que buscaba y localizaba el petróleo, y que luego le informaba a Pemex dónde estaban los yacimientos. Si alguien en la historia reciente de México tenía ‘tatuado’ el mapa de las reservas de petróleo, ese era Carlos Morales”, expuso el periodista Alejandro Páez Varela, conductor del espacio junto a Álvaro Delgado.

Morales Gil, de acuerdo con información de la petrolera, fue director de Pemex Exploración y Producción entre 2004 y 2014, año en que se deslindó para luego integrarse a una empresa privada del sector energía.

“En febrero de 2014 renuncia a Pemex, fíjese nada más qué fecha, luego de que la reforma energética de Peña Nieto fue aprobada.

“Un hombre que lleva décadas en Pemex, que puede aspirar a la más grande liquidación, renuncia, no le importa, se va. Y exactamente un año después aparece como director general de una empresa nueva que se llama Petro Bal, de Alberto Baillères y siete meses más tarde la compañía, que nació con Peña Nieto en 2015, ganó su primera licitación gubernamental”, detalló Páez.Petro Bal es una empresa que tiene localizados yacimientos y pozos de hidrocarburos en México, con contratos ganados, de los que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha señalado que no se pueden revertir.

Por su parte, El Universal publicó en su portada de ayer que Morales Gil ‘consintió’ a 21 empresas con contratos por más de un billón de pesos, las cuales concentraron el 50 por ciento del gasto en construcción de Pemex entre 2010 y 2014.

ENTRAMADO QUE FALTA POR COMPROBARSE

El nombre del coahuilense, como pieza clave en el supuesto financiamiento ilegal de la campaña de Peña Nieto, fue destapado a raíz de una demanda presentada en Canadá por Oro Negro, excontratista de Pemex.

Esta compañía, propiedad de un hijo de Francisco Gil Díaz, exsecretario de Hacienda con Vicente Fox, tuvo contratos desde 2013 con la petrolera por la renta de cinco plataformas utilizadas en aguas someras.

Para ello, según expuso en Los Periodistas Peniley Ramírez, reportera de Univision Investiga, Oro Negro consiguió préstamos por más de 900 millones de dólares mediante la colocación de bonos en fondos internacionales y accionistas de Estados Unidos.

De acuerdo con los descrito, tuvo épocas de bonanza cuando el precio del barril estuvo por arriba de los 100 dólares, hasta mediados de 2014; luego, cuando éste bajó drásticamente, en 2015, sufrió la renegociación de los contratos de Pemex.

Así, la petrolera le redujo el pago diario por contratos y después se los canceló en dos de las plataformas. Esto provocó que Oro Negro comenzara a tener problemas para pagar la deuda que había adquirido, entrara en concurso mercantil en 2017 y finalmente fuera declarada en quiebra.

Ya en 2018, los accionistas estadounidenses presentan ante el Tribunal de Arbitraje Internacional la demanda contra Pemex, argumentando que la compañía fue discriminada por no aceptar pagar sobornos.

Como prueba presentaron grabaciones secretas con ejecutivos de Pemex.

“Aquí es importante aclarar, estos son indicios que se están presentando en la investigación, no han sido probados en juicio, no han sido investigado por las autoridades.

“Por eso ha sido tan importante para nosotros buscar a todos los involucrados que hemos podido localizar, y todos lo han negado (…) nosotros no hemos podido hablar con Morales”, aclaró Peniley Ramírez.

Por ello, la periodista subrayó que va a ser “muy interesante” saber qué acciones va a emprender el gobierno de López Obrador, pues al ser accionistas estadounidenses los que demandan sí tiene que haber una respuesta del Estado Mexicano”, expuso.

Usaron ‘espías’ para evidenciar corrupción

¿Cómo fue que Oro Negro  obtuvo las conversaciones?

A) Sus accionistas de EU contratan a través de abogados los servicios de investigación de Black Cube, agencia privada operada por exagentes israelíes.

B) Black Cube tiene una misión: probar que Oro Negro fue discriminada no aceptó pagar sobornos a funcionarios de Pemex.

C) Black Cube envía a México a dos investigadores, que se hacen pasar como representantes de un magnate petrolero de Medio Oriente interesado en invertir en Pemex.

D) Los ‘espías’ sostienen conversaciones en diversas ciudades del mundo (Londres y Nueva York) con funcionarios de Pemex.

E) Interesados en convertirse en sus consultores, estos funcionarios, como José Carlos Pacheco, excoordinador ejecutivo de Pemex Perforación, empezaron a contarles sobre diversos entramados de corrupción en la petrolera.

Con información de Radio Centro y El Universal