Foto: Especial
El ex mandatario federal relata como conoció al comandante Fidel Castro
En el balance, sin lugar a dudas, tendrá que reconocerse lo que el régimen ha logrado en la alimentación de los niños, la salud y la educación, son ejemplares en todo el continente americano"
Carlos Salinas de Gortari, ex Presidente de México

Carlos Salinas de Gortari, ex Presidente de México vivió hace 2 décadas en Cuba. A unos días del fallecimiento del líder cubano Fidel Castro, el ex mandatario mexicano relata como conoció al comandante.

"Los lazos empezaron curiosamente con una visita del entonces Secretario de Programación y Presupuesto, Miguel de la Madrid, a Cuba en 1981, en la cual invitó a un colaborador de nombre Carlos Salinas de Gortari. El Embajador de México en Cuba entonces, Gonzalo Martínez Corbalá, convocó a la delegación mexicana a cenar y estábamos en la cena cuando hizo su aparición el Comandante Fidel Castro. Ahí fue la primera ocasión", señaló en una entrevista para el diaro Reforma. 

"Después, en 1988 invité al Comandante a la toma de posesión como Presidente el primero de diciembre. Era, si no me equivoco, la primera vez que volvía a estar en la Ciudad de México desde el año 1956, cuando exiliado en la capital junto a Raúl Castro y un argentino llamado Ernesto "Ché" Guevara y Camilo Cienfuegos, estaban a la espera de una oportunidad y pelear contra la dictadura de Fulgencio Batista", agregó. 

"Con ese regreso se inició una relación intensa y cordial entre el Comandante y el Presidente de México", dijo Salinas.

Foto: Especial

El diálogo entre EU y Cuba

En una entrevista realizada por el diario Reforma, Salinas de Gortari explica como fueron esos años que vivió en La Habana, posterior a su mandato en México. 

-- ¿Fidel Castro le ofreció el refugio?

-- No había necesidad de dar refugio; lo que hice fue que, en circunstancias muy difíciles en el año de 1995, cuando había estallado la peor crisis económica que ha vivido México desde la Revolución Mexicana, una crisis terrible, que el Senado ya ha esclarecido sus responsabilidades, de la que me culpaban y en ese momento generaba una hostilidad tremenda contra mi persona, lo que hice fue ausentarme de México por varios años y uno de los lugares en que decidí residir fue en Cuba, responde.

Salinas explicó que realizaba labores de mediación entre el Presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y el líder Fidel Castro.

"En agosto de 1994, pasada la elección presidencial de México, encontrándome en la residencia oficial de Los Pinos, recibí una llamada de Bill Clinton", menciona Salinas en la entrevista.

Bill Clinton pidió al expresidente interceder con Fidel Castro para poder controlar el éxodo masivo de cubanos que entonces ocurría.

Salinas de Gortari consultó con el escritor Gabriel García Márquez la posibilidad de entrar en contacto con Castro. Y posteriormente llamó directo a Fidel.

"Le dije que prefería no darle detalles por teléfono, pero que en ese momento el 'Gabo' García Márquez se trasladaría a La Habana para explicarle. Y así ocurrió", explicó.

El diálogo se presentó, teniendo al Premio Nobel de Literatura y a Salinas de Gortari como mediadores entre ambos mandatarios. 

Con información de Reforma