Desde sus inicios, el servicio postal en todo el mundo se cubre con el pago de estampillas que se ilustran en no pocas ocasiones con auténticas obras de arte

Parece que no, pero en nuestra sociedad cibernética todavía existe el correo, con sellos postales y carteros.

Desde sus inicios, el servicio postal en todo el mundo se cubre con el pago de estampillas que se ilustran en no pocas ocasiones con auténticas obras de arte.

Otro uso de los también llamados timbres postales, es el de celebrar, reconocer o exaltar acontecimientos o logros dignos de ello.

En diversas ocasiones, Saltillo, que hoy celebra el 442 aniversario de su fundación, ha sido tema de algunos timbres conmemorativos.

En 1977, cuando se decretó el cumpleaños 400 de la capital coahuilense, Correos de México emitió una estampilla de 80 centavos ilustrada con una litografía de la Catedral de Santiago.

Cuatro años antes se celebró el 50 aniversario de la creación de la Escuela Superior de Agricultura “Antonio Narro”, con el retrato del filántropo que impulsó su existencia.

Más recientemente, los 150 años del surgimiento de la Escuela de Bachilleres “Ateneo Fuente”, también se festejaron con un sello que incluyó a Juan Antonio de la Fuente y al edificio del colegio.