Foto: Casa del Migrante
Elementos policiacos sometieron, revisaron y cuestionaron a cuatro centroamericanos, con el argumento de verificar el estatus migratorio de las personas albergadas en el lugar

Con el argumento de verificar el estatus migratorio de las personas albergadas en la Casa del Migrante de Saltillo, policías Federales sometieron, revisaron y cuestionaron a cuatro centroamericanos ahí asilados, justo al exterior de este sitio. 

Cuando el personal del albergue abogó por que los pusieran en libertad, los policías del orden federal manifiestaron “se están metiendo en un problema”, José Luis Manzo coordinador de Ayuda Humanitaria considera la acción como una amenaza hacia los migrantes así como al mismo personal a quien lanzaron advertencias por defender a los centroamericanos.

“Tres elementos en el suelo y había dos elementos más arriba de la unidad, los tres que estaban abajo tenían a cuatro migrantes sujetos por la espalda contra el portón del albergue, cuando pregunte porque los tenía así me dice que es una revisión de rutina, pregunto porque los va a revisar y dice que necesitan saber si son Mexicanos” dijo el coordinador de Atención Humanitaria. 

“No son mexicanos no los puede revisar, me dicen ingresaron a Mexico sin papeles y respondieron que los entregarían a Migración”.

El representante de la Casa del Migrante afirmó que se hacía responsable de los migrantes, abrió el portón e ingresaron los cuatro migrantes, es ahí cuando lanzaron la frase “ se está metiendo en un problema” afirmaron que darían parte al Instituto Nacional de Migración para que acordonaran el área.

“Les dije hagan lo que tengan que hacer”.

Es la primera ocasión en que una unidad de elementos federales acude a la Casa del Migrante, donde se considera que es un acto de cacería contra los centroamericanos.

José Luis Manzo dijo son acciones que vienen en detrimento de los compromisos de los derechos de los migrantes si no de los compromisos de de seguridad y protección que a nivel internacional Mexico tiene comprometidos con la firma de tratados internacionales.

Aunado a ello entorpece las funciones de los defensores de los derechos de los migrantes.