Casa del Migrante en Saltillo / Foto: Vanguardia
La Casa del Migrante se comprometió a hacer las gestiones necesarias y a presentar un plan para cubrir el monto de la deuda

Aguas de Saltillo y Casa del Migrante llegaron a un acuerdo en su primera reunión para resolver el problema del adeudo de 480 mil pesos y el suministro del líquido.

“Se va a firmar un convenio más de pago”, indicó el director de Agsal, Jordi Bosch, para que el albergue reciba el agua necesaria para que continúe realizando su tarea social y pueda pagar de manera escalonada la factura de 50 meses.

“En esta primera reunión quedamos en volvernos a encontrar dentro de un mes, y en este segundo mes ya podremos definir los meses en los cuales podremos ir pagando poco a poco el servicio del agua”, explicó el director de la Casa del Migrante, Alberto Xicoténcatl.

La empresa paramunicipal también se comprometió a realizar una inspección interna en el albergue para detectar posibles fugas y reducir el consumo de agua, que actualmente es de 4 mil 200 litros de agua al día.

Por su parte, la Casa del Migrante se comprometió a hacer las gestiones necesarias y a presentar un plan para cubrir el monto de la deuda.

Mientras se realiza el estudio de Agsal, el suministro de agua en el albergue continuará reducido pero con la cantidad suficiente para atender a la población migrante, que normalmente es de 80 personas al día.

“Queremos mantener esta línea de litros al día para evitar que la deuda aumente. Y más bien esperar a ver cuáles son las recomendaciones. Esto no es una forma de castigo ni de represalia, es una forma en la cual podemos, en este primer momento, garantizar en que no vamos a caer algún tipo de desperdicio”, explicó Alberto Xicoténcatl.

Esta fue el primer acercamiento entre los dos organismos y el acuerdo se suma a los casi 6 mil convenios que Agsal tiene con organismos sociales y familias de escasos recursos que tienen dificultades para pagar las facturas a tiempo.