Variedad. Los vestidos que se incluyen en la exposición textil de Armando Mafud dejan testimonio de su inspiración en las tradiciones y costumbres mexicanas.
La exposición en homenaje a Felipe Valdés Leal y Ferrusquilla contó con la participación de Angélica Aragón, con quien VANGUARDIA conversó

El Instituto Municipal de Cultura de Saltillo, a cargo de Iván Márquez Morales, ha dedicado parte de sus esfuerzos a reconocer el patrimonio de la música tradicional mexicana, en particular el repertorio cancionero del saltillense Felipe Valdés Leal y José Ángel Espinoza “Ferrusquilla”.

Primero fue con la introducción de algunas de sus más representativas canciones en la Pastorela de Coahuila y ahora, como parte del Festival Internacional de Cultura de Saltillo, con dos exposiciones de memorabilia sobre estas figuras en el segundo piso del Centro Cultural Casa Purcell, inauguradas el pasado viernes 19 de mayo.

Con estas muestras, en las cuales podemos encontrar objetos personales, diplomas, trofeos y reconocimientos, fotografías y parte de su discografía la antigua casona retoma sus actividades luego de meses inactiva debido a, según autoridades del IMCS, trabajos de mantenimiento en la instalación eléctrica.

Durante la inauguración estuvo presente el director del organismo acompañado por la primera actriz Angélica Aragón, hija de Ferrusquilla, quien dedicó unas palabras en memoria de su padre a los presentes, los cuales escucharon atentos a sus anécdotas y cantaron con ella algunos fragmentos de sus canciones, además de que se tomó tiempo para firmar autógrafos y tomarse fotos con ellos.

En entrevista con VANGUARDIA la actriz señaló sobre la exposición que “a mí me parece que son rescates de personalidades que marcaron épocas y que de alguna manera contribuyeron a establecer el rumbo en el que este país se fue desarrollando a lo largo del siglo 20”.

“Porque finalmente la música popular es nuestra idiosincrasia, es con lo que enamoramos al otro, es con lo que sentimos bonito, es con lo que nos desahogamos, en una bohemia. O sea, es una parte importante de la cara de una sociedad”, agregó.

Visión. La muestra inaugurada evidencia parte del trabajo del diseñador oaxaqueño, en la que destacan los vestidos de alta costura.

Destacó que a diferencia de otros festivales como el Cervantino, en los que, de acuerdo con su declaración, se da preferencia a los artistas internacionales antes que a los mexicanos, en este “más allá de que vienen ciertos extranjeros y ciertos grupos internacionales, finalmente se centra muchísimo, todo el festival, en México, en artistas mexicanos, diseñadores mexicanos, costumbres mexicanas. Yo creo que eso es para mí mu importante, porque si no nos promocionamos a nosotros mismos ¿quién lo va a hacer?”

También en su participación señaló la importancia de poner atención a los contenidos que consumimos y ver en retrospectiva las obras artísticas que, creadas en otros contextos, ahora no son adecuadas para nuestra sociedad.

“[Debemos poner atención] no sólo a lo que escuchamos, sino a lo que vemos y a lo que consumimos”, ahondó para este medio, “hay que ser exigentes con las que dejamos que entren a transformarnos, porque finalmente una película, una novela, puede transformar nuestra manera de ver el mundo y hay que ser selectivos”.

“Tenemos tanta flojera mental en donde ya todo es digerido, ya el esfuerzo de hacer una reflexión, de ser original, auténtico no sé como algo importante o necesario”, añadió.

Vestidos de México

La otra exposición que se inauguró, en el primer piso de Casa Purcell, fue la del diseñador Armando Mafud, quien presenta nueve de sus prendas, vestidas por personalidades como Silvia Pinal, aunque Iván Márquez señaló en la inauguración que estos trabajos deben apreciarse por sí mismos, sin considerar a la intérprete, la modelo.

Para VANGUARDIA el diseñador expresó que su inspiración viene de todo el folclor mexicano: “Yo lo extraigo todo de México, del arte popular, las tradiciones, las costumbres, la pintura, el arte pictórico, la talavera. Decido extraer de acuerdo a cómo se me van presentando y voy desarrollando”.

Los vestidos cuentan con motivos inspirados en la talavera, los trabajos con chaquira artesanales y señaló que gusta mucho de la utilización de piedras y cuentas, además de que toma elementos de pinturas de autores mexicanos como Diego Rivera y sus alcatraces.

Orgullosa. Angélica Aragón destacó que en el Festival Internacional de Cultura Saltillo se centra en México, en sus artistas, diseñadores, costumbres y música.