Foto: Especial
En su último día de vida, Corinne logró despedirse de su esposo con un gran beso y susurrándole al oído “Te amo”. Él la siguió a las pocas horas

Los habitantes de Minnesota, Estados Unidos, quedaron sorprendidos ante la lamentable noticia del fallecimiento de una pareja de ancianos tras 68 años de matrimonio. La pareja, conformada por Bob de 88 y Corinne Johnson de 87 años de edad, murieron el pasado martes con 33 horas de diferencia.

Los Johnson crecieron a tres millas de la granja lechera del condado de Nicollet, lugar donde los entonces adolescentes decidieron casarse y criar a sus siete hijos producto de su feliz matrimonio.

Foto: Especial

Uno de los hijos de la pareja señaló que, al parecer, sus padres se pusieron de acuerdo ‘hasta en la fecha de su deceso’. “A mi padre le diagnosticaron cáncer y fue el momento cuando empezaron los problemas”, señaló Brent Johnson.

Días antes de su fallecimiento, Corinne y Bob tuvieron que ser internados en el hospital debido a la enfermedad de ambos, insuficiencia cardíaca congestiva y cáncer, respectivamente.

Foto: Especial

En su último día de vida, Corinne logró despedirse de su esposo con un gran beso y susurrándole al oído “Te amo”. Las lágrimas brotaron de los ojos de Bob cuando le dijeron que su amada e incondicional compañera de toda la vida había muerto.

Foto: Especial

“Tan pronto como murió mamá, él se fue cuesta abajo y murió en un día. Es difícil imaginar que sea una coincidencia”, afirmó uno de los hijos de los Johnson.

Foto: Especial

Los descendientes de la pareja recuerdan a sus padres con gran cariño. Brent señaló que su papá era muy caballeroso y siempre le dio prioridad a su esposa. “Era apropiado que al final, él esperara que mamá se fuera primero y luego él falleciera”.

La familia lamenta el deceso de los padres, pero se mostraron resignados debido que siempre tuvieron la preocupación sobre cómo uno de los cónyuges sobreviviría sin el otro. Aunque es un golpe muy duro perder a ambos padres tan pronto, los hermanos Johnson tienen el consuelo de que ahora se encuentran “en un lugar mejor”.