Foto: Especial
Deberá tener los datos biométricos e información de los usuarios que adquieran una tarjeta SIM en un plan o una tarjeta de prepago; ello, con el fin de detener las extorsiones y secuestros

El Senado de la República alista para la próxima semana, la aprobación de reformas a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, para crear el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

Éste deberá tener los datos biométricos e información de los usuarios que adquieran una tarjeta SIM en un plan o una tarjeta de prepago; ello, con el fin de detener las extorsiones y secuestros.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) será el encargado de instalar, operar, regular y mantener el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, acciones que se llevarán a cabo con cargo a su presupuesto aprobado en el presente ejercicio fiscal y subsecuente.

Mientras que, los concesionarios de telecomunicaciones y -en su caso- los autorizados, serán responsables de cubrir sus costos de implementación, mantenimiento y operación, incluyendo los de conectividad a los servidores del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

También se establece que el Ifetel tendrá 180 días, a partir de la expedición del decreto, para emitir las disposiciones administrativas de carácter general que permita la operación del padrón.

“La no emisión de las disposiciones de carácter general en el plazo referido, dará motivo a responsabilidad administrativa para los integrantes del órgano de Gobierno del instituto, de conformidad con lo dispuesto por la Ley General de Responsabilidades Administrativas”, advierte la propuesta legislativa.

También aclara que, en el caso del registro de líneas telefónicas móviles, en cualquiera de sus modalidades, adquiridas con anterioridad a la entrada en vigor de las reformas; los concesionarios contarán con un plazo de dos años a partir de su publicación para cumplir con estas obligaciones.

Se establece que la información del padrón será confidencial y reservada en los términos de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, de la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados y de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

Alertan sobre riesgos

Senadores de oposición consideraron que las reformas incentivarán la comisión de otros delitos como el robo de celulares, suplantación de identidades, secuestro exprés y contrabando de chips.

El panista Julen Rementería informó que esta ley afectará a 85% de los usuarios del sistema de prepago, mientras su compañera de bancada, Xóchitl Gálvez, afirmó que la iniciativa sufrirá un revés por su falta de asidero legal y jurídico.

En tanto, la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) indicó en su página web que en términos generales, el padrón es una nueva versión del Registro Nacional de Usuarios de Telecomunicaciones (RENAUT), un programa fallido creado en 2008 durante el gobierno del presidente Felipe Calderón.

“El RENAUT fue eliminado en 2011 debido a que su base de datos fue filtrada y puesta a disposición en el mercado negro. En vez de incidir en la reducción de la delincuencia, los delitos de extorsión y secuestro repuntaron en 40% y 8%, respectivamente”.

Además, en su cuenta de Twitter alertó que con dicha medida “te pueden culpar por un delito que no cometiste si tu línea es robada (o suplantada), y tú debes acreditar que no fuiste responsable, lo que atenta contra tu presunción de inocencia”.

México, detalló, se sumaría a países como Arabia Saudita y China, que piden información biométrica para comprar un SIM.