Investigación. En la Sociedad “Manuel Acuña” se realizó un cateo relacionado con una investigación que se le sigue al actual presidente. Foto: OMAR SAUCEDO
Sospechan socios de irregularidades, y además creen que el predio ya fue vendido

Cerca de 200 socios, entre activos y jubilados, de la Sociedad Mutualista “Manuel Acuña” sospechan de la venta del mueble localizado en la calle Morelos, en el centro de Saltillo, esto tras realizarse un cateo por parte de un Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, en seguimiento a una demanda que tiene el actual presidente de la sociedad, Gilberto Mandujano Grimaldi.

Los socios han sido alertados, primero por la presunta demolición que el Municipio de Saltillo detuvo, y después una movilización policiaca y la apertura del inmueble con cerrajeros.

Se trataba de un cateo por la investigación que se sigue al presidente de la Sociedad, Gilberto Mandujano Grimaldi. La orden contempló el aseguramiento de toda la papelería, como documentos de los libros de actas de asamblea, listas de asistencia, así como los estatutos de la sociedad.

Además se realizó una valuación y una inspección de un perito en topografía, también contemplada dentro de las diligencias realizadas por la ministerio público Laura Ramos.

De acuerdo con un socio jubilado, quien prefirió guardar el anonimato, explicó que existe la sospecha de venta del inmueble, así como de la razón social de mutualista a sociedad anónima de la sociedad, para poder realizar negocios que no han sido autorizados en asamblea por los socios.

Desde el inicio de la pandemia, a finales del mes de marzo, las instalaciones estaban cerradas.

Presuntamente en la administración de Carlos Martínez se hizo el cambio de la razón social y ahora durante el periodo de Mandujano se hicieron negocios no autorizados.

La simulación de los actos jurídicos fueron denunciados por un grupo de socios, debido a que también se reportaron préstamos a la sociedad por parte de socios que están fallecidos.

¿Lo recuerda?

El 4 de junio de 2008, VANGUARDIA dio a conocer que:

* La Sociedad Mutualista “Manuel Acuña” se encontraba en quiebra.

* La crisis obligó a la venta de el área de boliches en un millón 70 mil pesos.

* Anteriores administraciones dejaron deudas por 150 mil pesos al IMSS, impuestos al Municipio y al Estado.

* Debió enfrentar problemas laborales por el orden de los 330 mil pesos.

* En junio de 2020 el edificio fue embargado por un adeudo de 5 millones de pesos.