Foto: Vanguardia
Policía implementó un operativo como parte de la carpeta de investigación del asesinato de Rubén “N”, de oficio taxista

La tarde de ayer la Fiscalía General del Estado (FGE), en conjunto con la Policía Municipal de Saltillo y elementos del Grupo de Reacción Sureste implementaron un operativo como parte de la carpeta de investigación del asesinato de Rubén “N”, de oficio taxista, quien fue localizado el pasado lunes en los límites de las colonias de San Nicolás de los Berros, Tanquecito y Patria Nueva.

Luego del hallazgo de un cuerpo con signos de estrangulamiento y con el rostro desfigurado, la FGE cateó varias viviendas en la colonia Guayulera en busca del presunto homicida del taxista de 45 años.

El operativo inició a las 19:00 horas y concluyó hasta las 22:00 horas de ayer. Se catearon seis viviendas y un corralón sobre la calle Ignacio Altamirano; trascendió extraoficialmente que en este último sitio probablemente se cometió el crimen.

Durante el operativo se señaló a algunos oficiales por abuso de la fuerza contra periodistas y vecinos de la zona que intentaban tomar imágenes de los hechos.

La zona fue acordonada durante las tres horas que duró el cateo en la zona.

La Delegación Sureste de la FGE indicó que las diligencias correspondían a la carpeta de investigación de los hechos sin informar mayores detalles del operativo.

Sin embargo, fuentes extraoficiales indicaron que en la zona se localizó el vehículo del que habría sido despojado del chofer, lo que podría llevarlos con el paradero del probable responsable del crimen.