Espectacular. Así captó Raúl la huella del eclipse, fase por fase.
Gracias al lente de Raúl Cantú, Saltillo pudo apreciar de cerca cada una de las fases del eclipse

Fascinaron las fotos que tomó Raúl el domingo pasado del eclipse lunar. Retrató todas las etapas hasta el final, con la luna roja en su máximo esplendor y no tuvo empacho en compartir con sus seguidores cómo le hizo cuando uno de ellos le preguntó.

“Bueno fui cambiando un poco, pero empecé con medición puntial, f/8, 1/80, ISO:200, así me la lleve casi hasta el final (Luna roja) que subí el ISO a 800 y el tiempo a 1 segundo. Todo a 500 mm, con el espejo levantado y control remoto”, le contestó, ni más ni menos.

“Que buena secuencia”; “Hermosa felicidades Raúl están espectaculares”; “Maestro”, “Excelente artista” y “Excelentes fotos y composición”, fueron algunos de los elogios que le llovieron por la secuencia que fue reconocida en otros países.

Se le extraña en Twitter, donde no publica desde el 17 de febrero, pero asomarse a su Facebook es una delicia y ahí sí se aparece a diario. De lo más reciente, el reconocimiento a la mejor foto de una academia de Estados Unidos por el retrato en blanco y negro de Bessy de las Fuentes.

También le gustan las motos y se le ve montado en su Harley con frecuencia. Por sus publicaciones parece que viaja mucho, a la Ciudad de México, donde hace algunos meses exhibió una galería sobre la tribu Kikapú de Coahuila en las instalaciones del Senado de la República.

“La fotografía es, antes que nada, una manera de mirar. No es la mirada misma.”, replicó el 27 de septiembre a la célebre Susan Sontag. Y es que es difícil encontrar mensajes en las redes sociales de Raúl, pues él habla a través de imágenes.

En su cuenta de Twitter se define como artista digital, fotógrafo y director. Trabaja en la agencia de publicidad multimedia llamada XM, pero lo suyo es salir a retratar las bellezas de Coahuila y sus personajes. 

“Quienes probamos 1 bocado de fotografía jamás reposaremos hasta conseguir el postre”, retuiteó hace meses en su olvidada cuenta de Twitter.

Su vida se traduce a través del lente de su inseparable cámara fotográfica.  Visitar sus redes sociales es sumergirse en una inagotable galería artística llena de paisajes, retratos, edificios, animales, plantas y muchos premios. Los más de 36 mil seguidores que tiene en su fanpage de Facebook avalan su talento.

No importa a donde vaya Raúl, mientras lo acompañe su cámara y su colección de lentes.