Policías. Los federales estuvieron afuera de la Casa de Migrantes.
Después de los reclamos efectuados por los defensores de los centroamericanos, los elementos policiacos los liberaron, por lo que los agredidos ingresaron de inmediato al inmueble para resguardarse de los uniformados, quienes lanzaron amenazas

Con el argumento de verificar el estatus migratorio de cuatro centroamericanos que estaban afuera de la Casa del Migrante, policías federales revisaron, interrogaron y sometieron ayer a los extranjeros ante la inconformidad del personal del albergue.

Después de los reclamos efectuados por los defensores de los centroamericanos, los elementos policiacos los liberaron, por lo que los agredidos ingresaron de inmediato al inmueble para resguardarse de los uniformados, quienes lanzaron amenazas.

Tras los hechos, la Casa del Migrante solicitó apoyo a la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC) para presentar una queja en contra de los elementos de la Policía Federal.

Personal de la Visitaduría de la CDEHC acudió a las instalaciones para levantar la denuncia.

José Luis Manzo, coordinador de Atención Humanitaria, denunció que cuando salió en defensa de los migrantes recibió de los policías comentarios como “se está metiendo en un problema”.