Foto: Especial
La Secretaría de Salud capitalina informó que en los últimos días ha habido un incremento en el número de ingresos diarios por COVID

Para la próxima semana, la Ciudad de México continuará en semáforo naranja de nueva cuenta con alerta, por un aumento registrado en el número de hospitalizaciones diarias.

En videoconferencia de prensa, la secretaria de Salud capitalina, Oliva López Arellano, detalló que en los últimos días se rompió la tendencia descendente de las semanas recientes, y el número de hospitalizaciones ha crecido gradualmente.

La funcionaria señaló que en la Ciudad de México hay 2,694 camas ocupadas por pacientes con COVID, de los cuales 1,099 están en hospitalización general y 695 requieren de ventilador.

En cuanto a los ingresos diarios, López Arellano indicó que en octubre el promedio diario aumentó a 238 hospitalizaciones, mientras que en septiembre fue de 227, y en agosto hubo 249 ingresos diarios.

En contraparte el número de altas diarias disminuyó en lo que va del presente mes a 166. En septiembre hubo 172 altas diarias.

La titular de Salud señaló que en caso de que la tendencia de hospitalizaciones siga a la alza, el gobierno de la CDMX aplicará restricciones en las actividades permitidas y se evaluará el posible cierre de sectores que impliquen un mayor riesgo de contagio.

Comentó que antes de pensar en un posible regreso al semáforo rojo se tienen que aplicar algunas otras medidas como la alerta.

“Si todos nos comprometemos y hacemos lo que nos toca podemos contener esta pandemia (…) si la gente atiende este llamado podríamos quizá quitar la alerta la semana próxima”, acotó.

Oliva López recordó la importancia del uso del cubrebocas y la atención de las medidas preventivas como la sana distancia.

Añadió que derivado de esta situación, esta semana no habrá reapertura de otras actividades y dio la lista de aquellas que aún no están permitidas, como los billares, baños públicos, eventos sociales, bares y antros, guarderías y parques acuáticos o balnearios.