Festejo. El obispo Francisco Villalobos Padilla recibió inumerables muestras de cariño de la feligresía. / Luis Salcedo
En punto de las 12:00 del día en la Catedral de Santiago Apóstol se llevó a cabo la misa de acción de gracias

Francisco Villalobos Padilla, obispo emérito de Saltillo celebró ayer 70 años de vida sacerdotal.

En punto de las 12:00 del día en la Catedral de Santiago Apóstol se llevó a cabo la misa de acción de gracias, a la que acudieron obispos de Chihuahua, Nuevo León y Piedras Negras.

Además, cumplieron 50 años de ministerio sacerdotal José Guadalupe Tiscareño, José Raúl Bonnafoux y Jorge Raúl Sepúlveda.

Durante la homilía, Francisco Villalobos dio gracias a los asistentes por acudir a la celebración y recordó las luchas por esparcir el Evangelio y construir con bases sólidas la Diócesis de Saltillo.

Por su parte, Raúl Vera, leyó la Bendición Apostólica que recibió Francisco Villalobos de parte del Papa Francisco.

El 2 de abril de 1949 Villalobos Padilla fue ordenado presbítero. El 28 de octubre de 1975 monseñor Francisco Raúl Villalobos Padilla tomó posesión como Obispo Titular de la Diócesis de Saltillo, a la cual servía como Obispo Auxiliar desde 1971. Actualmente es Obispo Emérito.