FOTOS: HECTOR GARCÍA
De acuerdo a quienes se dedican a la venta de tamales, los pedidos que han recibido son arriba de un ciento cada uno, por lo que podría suponer que las reuniones rebasarán a las más de 25 personas

A pesar de las recomendaciones de las autoridades sanitarias, el festejo de este 2 de Febrero para celebrar el Día de la Candelaria, convocaría a reuniones en los hogares y oficinas de los saltillenses para compartir los tradicionales tamales tras partir la Rosca del Día de Reyes.

De acuerdo con doña Margarita Hernández, quien se dedica a la venta de tamales, los pedidos que ha recibido para este martes, son arriba de un ciento cada uno, por lo que podría suponer que las reuniones rebasarán a las más de 25 personas.

“Antes si los pedidos eran muy grande, hasta de 600 tamales, pero eran también para los rosarios del Niño Dios y ahora para el 2 de Febrero si hay pedidos de 300 o 200 tamales”, cuenta.

“Con un ciento le das de comer a una familia grande, abuelos, hijos, nietos y en las oficinas que han venido a pedirnos si nos hacen referencia que el pedido es para 20 personas”, apunta. 

La sexagenaria que ubica su puesto a un costado de Soriana Coss, indica que a pesar de que las ventas bajaron casi un 60% a raíz de la pendemia, los saltillenses continúan celebrando las fiestas decembrinas y el día de la Candelaria como se acostumbraba antes, reunidos en familia o en las oficinas para comer tamales.

“La realidad es que si bajo, yo pasé de hacer 70 docenas diarias a nomas treinta, pero todas se venden y los pedidos a pesar de esta enfermedad si continúan siendo para varias personas”, concluye.