Foto: Vanguardia/Archivo
DJ Rayo de Centavrvs platicó con VANGUARDIA sobre los nuevos sonidos de la banda y la importancia de hacer música con mensaje

Antes se definían como “electrónica regional mexicana”, pero ya no están tan seguros. Después de dos EPs, “Pacífico” (2012) y “Aniv de la Rev (Corridos de la Revolución Mexicana)” (2013), y un álbum, “Sombras de Oro” (2014), llega: “Somos Uno”, la nueva producción discográfica de larga duración de Centavrvs. Muchas cosas han cambiado desde entonces, años difíciles en el país que junto con el estreno de este material elije a un nuevo mandatario. La agrupación no es ajena a todo lo que ocurre en México, así lo asegura DJ Rayo en entrevista con VANGUARDIA, quien explica que el nombre del disco no sólo tiene que ver con una unión de ritmos mucho más variados, sino también busca dar un mensaje de unión entre los mexicanos.

“Creo que es un disco en donde quisimos, un poco, experimentar con sonidos más orgánicos. Uno de los retos era tratar de seguir con nuestra base electrónica, pero tratar de fusionarla, de alguna forma muy natural, con percusiones también orgánicas. Las tumbadoras, los timbales, bongós, incluso hay hasta percusiones cubanas, de santería, como el batá”, comenta. Siempre han sido un grupo experimental, pues para ellos no existe música menor, escuchan de todo y son como el mole: una fabulosa revoltura de sabores que, aunque opuestos, se hermanan a la perfección entre sí. Y según DJ Rayo, esa misma hermandad se requiere entre los mexicanos, para dar paso a un auténtico cambio durante las próximas elecciones presidenciales. 

Ustedes colaboraron con Los Ángeles Azules, quienes tocaron en Coachella, ¿qué opinan de que ahora se estén rompiendo las barreras de los ritmos en México?
“Para nosotros no hay músicas menores, no hay músicas que valgan menos que la otra. Nos gusta, escuchamos y valoramos de todo y por eso nuestra fusión es así y se siente tan natural, porque tratamos de escuchar la música con el menor prejuicio posible. Por allá hay todavía algunos puristas y hay gente que todavía no acepta o está acostumbrada o así creció, con las etiquetas súper marcadas. Y bueno, cada quien disfruta la vida como ellos quieren. A nosotros nos gusta comer mole ¿y el mole qué es? Es una mezcla de chiles, con chocolate, es una mezcla de muchas cosas. Y para la música también, nos gusta disfrutar ese tipo de música. Siempre tratamos de tener los oídos bien abiertos. Bien podemos disfrutar una ópera o una sinfonía, a una cumbia, un bossa nova, blues, rock, reggaetón. Hay para todos los gustos y cada quien pues le gusta más una cosa y otra no. Pero a nosotros por supuesto que nos conviene que se abran siempre los oídos y estén abiertas las personas a escuchar músicas nuevas”. 

¿Qué tan importante es para ustedes que un grupo se defina con un género?
“Esa es como una etiqueta para que alguien te ubique, no creo que sea tan necesario, no sé. No sé cómo le puedes llamar a la música de Centavrvs. Antes le decíamos ‘electrónica regional mexicana’, pero creo que eso ya se salió un poquito de contexto, porque ya son otras cosas, ya no es ni tan regional mexicano. Es mexicano porque está hecho aquí y eso es lo que le da la etiqueta. Pero las etiquetas para la música, no sé, cada quien se las pone, a veces hay aciertos, otros no, pero no sé, ahorita ya mucha de la música es una fusión. Cada quien ahí ya que la interprete como sea. Nosotros hacemos música, ¿qué te digo?, mexicana, porque está hecha aquí, pero no sé. Es un poco complicado ponerle una etiqueta a ciertos sonidos”.

Te puede interesar

¿Cuál es la mayor satisfacción que les ha dado hacer música?
“Poder vivir de ella. Hacer una vida normal. En la música siempre si tú le das mucho, ella te da mucho. Es una profesión muy noble, eso nos gusta mucho de ella. Lo más grande que nos ha dado la música es la música misma. Conocer personas, los viajes, también. Creo que la parte donde te pones tus audífonos y escuchas un disco y eres solamente tú y el disco, eso es una de las cosas más hermosas que existen. Que alguien escuche y empieces a usar tu imaginación y de repente estás flotando por ahí. Es la música en sí misma”.

¿Cómo los enriquece tener a alguien externo a Centavrvs que meta su propio estilo en su música en las colaboraciones?
“Nos enriquece toda la convivencia con él, ver cómo entiende nuestra música. Eso es parte también del concepto de ‘Somos Uno’, que nosotros también nos permitimos que mucho más gente entrara a nuestro universo. Es un ejercicio bastante padre de bajar egos y de convivir con personas que son igual de apasionadas en lo que nos gusta. Eso es muy enriquecedor. Hicimos una canción con Ely Guerra y aprendes muchísimo, desde que es súper profesional, llega muy temprano, trae su micrófono, ensayó la canción. Todo eso te va nutriendo muchísimo, muy independiente también del lado humano y el lado creativo”.

¿Hay temática más social-política en las letras de su nuevo disco?
“Desde el nombre del disco, ‘Somos Uno’. Si bien es una canción que viene en el disco, que habla más del amor, de una pareja, de dos personas que se encuentran, tienen un amorío muy pasional, quisimos también darle la vuelta. El disco también está lleno de ritmos, de muchas partes del planeta. Si bien tiene un sonido más mundial, eso también es un mensaje un poco social, si bien no político. Sí tiene algunas cosas, por supuesto, que quisimos mencionar porque vivimos en México y resentimos muchas cosas que están sucediendo, las sufrimos, las afrontamos, las vivimos. Nos tratamos de poner siempre en el lugar del otro. Tenemos cosas que decir, tratamos de expresarlas en el disco. Una lucha de unión, de un llamado a la sociedad a hacer cosas en conjunto. También vienen unos poemas de Mardonio Carballo, que hablan de todos los periodistas desaparecidos, es un poema muy crudo, muy fuerte, pero también con una semilla de esperanza. Siempre tiene que haber esperanza para poder seguir. Hay que hacerlo y demostrarlo de alguna u otra forma, no podemos hacernos de la vista gorda y de los oídos sordos, porque si no nos va a cargar el carajo y va seguir esto igual”.

¿Hace falta unión en México?
“Sentimos que hace falta decir cosas. Hacer cosas, por supuesto. Nosotros como artistas o como gente que de repente tiene la oportunidad de estar al frente de personas en un concierto, tener un micrófono y poder decir algo, poder tener una postura ante lo que está pasando, creo que es muy importante. No podemos no hacerlo, entre más lo digamos mejor. Parece que la gente ya está muy harta de todo lo que está sucediendo, pero tenemos que ser más concisos. La música siempre es importante y tiene que hablar de eso, no podemos no decir nada, cuando están pasando muchísimas cosas. Cada quien tiene su viaje por esta tierra, por este país, entonces cada quien sabe si habla o no. Nosotros sí. Porque lo sentimos”.

¿Cuál es el cambio más urgente que necesita el país?
“No sé, hay muchos. La cultura es importantísima para un país, la educación, todos esos cambios, que ya quiten a toda la gente que roba a manos llenas. ¿Tú crees que está bien que le den a niños que tienen una enfermedad terminal una medicina que no es? Eso ya no puede pasar. Que a alguien lo derritan en ácido y lo desaparezcan, que haya mujeres buscando a sus hijos desde hace más de siete o no sé cuántos años. Eso debería de cambiar”.

¿Cómo ven el futuro ahora que estamos a casi nada de elegir nuevo presidente?
“Ya existe un hartazgo. Espero que ya por fin no volvamos a caer. Todo de repente resulta ser una gran farsa, pero bueno, así se rigen los países. Lo que tenemos que hacer como sociedad es informarnos, unirnos cada vez más y así yo creo que lograremos pequeños cambios que después irán creciendo. Vamos a ver qué sucede, ojalá y ya no siga esta estafa, este saqueo al país. Ojalá puedan y vengan tiempos de cambio y tiempos mejores. Yo creo que todo el país es lo que busca. Siempre es un año difícil el año de elecciones. Todos los años, más bien, en México son muy difíciles, siempre nos dejan con el pie en el cuello. Veamos cómo nos va esta vez, ojalá sí se sienta un cambio. Ojalá y que las personas, que nosotros, la gente que vivimos en México, podamos estar un poquito mejor, no tan jodidos”.