Foto: Especial
El payasito de la tele busca encabezar una lucha para derogar la ley de prohibición

CIUDAD DE MÉXICO.- Ricardo González Cepillín está dispuesto a encabezar una lucha que derogue la ley donde se prohibe el uso de animales en circos, que entró en vigor hace un año.

El payasito de la tele, como se le conoció en los 70, manifestó su molestia contra el Partido Verde Ecologista de México, cuya iniciativa quitó empleo a más de 5 mil personas dedicadas al entrenamiento de mamíferos y aves, entre otros.

Cepillín nunca ha usado animales en su espectáculo, pero no por ello está en contra.

“Si yo manejara el que los animales regresaran al circo, al gobierno no le quedaría de otra más que derogar la ley por todas las violaciones que hicieron a la Constitución, al impedir el derecho a trabajar.

“Yo no he visto hasta ahorita a ninguno del Partido Verde que ande checando en todos los zoológicos que los animales estén atendidos o que haya ido a Chapultepec a ver de qué murió el gorila”, señaló.

Aclaró que para iniciar la lucha, en la cual está interesado, deben ser los empresarios cirqueros quienes se lo soliciten.

Foto: Especial

Actualmente, el regiomontano de 70 años junto con sus hijos se presenta en el circo ubicado en el estacionamiento del Parque Huayamilpas, al sur de la Ciudad de México.

Esta semana se dio a conocer que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales sólo sabe el paradero de 40 de los más de mil animales que eran ocupados en circos, hasta mediados de 2015.

“El circo era lo único itinerante que recorría el país, hay gente que no ve a un animal diferente a la lagartija de su casa, y en el circo los niños decían: ‘ah mira, es un tigre, un elefante’, los conocían”, consideró Cepillín. 

“El Partido (PVEM, por sus siglas), lo que tuvo que hacer fue haber puesto a un pasante de veterinario en cada circo para checar todo, pero en lugar de eso, le partieron la mamá a más de 5 mil familias”, subrayó.

Hablando de su salud, Cepillín dijo que tras la insuficiencia cardiaca padecida hace meses, se encuentra bien de salud, aunque sabe morirá de un infarto.

“(Un infarto) es una bonita muerte, me he muerto dos veces y no se siente nada, dicen que se ve un túnel, que hay una luz, que hay música, que ves hasta familiares, ¡pero yo creo que eso es para la gente que tiene lana, los fregados nos vamos a negros!”, rió.

El cantante infantil, el mes próximo presentará su más reciente producción discográfica, con canciones de antaño y nuevas.