El exgobernador de Rhode Island Lincoln Chafee anunció que abondona su campaña por la candidatura presidencial demócrata. Foto AP
"Después de mucho considerarlo, he decidido terminar mi campaña para la presidencia", anunció Chafee en un foro de mujeres organizado por el Comité Nacional Demócrata.

El exgobernador de Rhode Island Lincoln Chafee anunció hoy que está abandonando su quijotesca campaña por la candidatura presidencial demócrata luego de no haber logrado ganar terreno frente a sus rivales Hillary Clinton y Bernie Sanders.

"Después de mucho considerarlo, he decidido terminar mi campaña para la presidencia", anunció Chafee en un foro de mujeres organizado por el Comité Nacional Demócrata.

Chafee tuvo una actuación ampliamente criticada en el debate de precandidatos a principios de este mes. También ha tenido problemas para recaudar fondos y ganar fuerza en un campo que ha sido dominado por la exsecretaria de Estado Clinton y Sanders, el senador independiente de Vermont.

El retiro de Chafee llega días después de que el vicepresidente Joe Biden anunciara que no se presentará como candidato y que el exsenador de Virginia Jim Webb dijera que se retiraría de la carrera demócrata y que consideraría una candidatura independiente.

Eso deja a Clinton, Sanders y al exgobernador de Maryland Martin O'Malley como los tres principales contendientes a la candidatura demócrata. Los tres se presentarán el sábado en una importante cena para recaudar fondos demócratas en Des Moines, Iowa, un evento que ayudó a levantar al presidente Barack Obama en 2007.

El exsenador de Rhode Island sorprendió a mucho cuando formó un comité presidencial exploratorio a principios de año y causó asombro cuando pidió que Estados Unidos cambiara al sistema métrico durante el inicio oficial de la campaña en Virginia en junio.

En el primer debate demócrata, Chafee se llamó a sí mismo un "bloque de granito" en relación con ciertos temas y manifestó que estaba orgulloso de su juicio, en particular su oposición a la guerra de Irak.

Chafee reunió apenas 11,000 dólares en el trimestre de recaudación de fondos más reciente. La mayoría del dinero ha provenido de los 360,000 dólares que él mismo le prestó a su campaña. Durante sus últimas campañas, dependía de una vieja fortuna familiar de New England acumulada durante generaciones.

La apuesta presidencial representó un giro inusual para el poco convencional legislador de 62 años y el hijo del fallecido senador John Chafee.