Los Chargers sumaron su quinta victoria/ AP
La NFL regresó al Viejo Continente con un partido de alto calibre

Los Chargers de Los Ángeles volvieron a cambiar de casa, y en la Semana 7 se trasladaron a Londres para seguir electrificando la liga y derrotaron 20-19 a los Titans de Tennessee. 

Dos bombazos de Philip Rivers fueron suficientes para dinamitar a la defensa rival y al final del encuentro, el mariscal de campo de los Chargers terminó con 306 yardas con un par de anotaciones. 

Los Titans fueron los primeros en anotar, con un gol de campo de Ryan Succop de 28 yardas sin embargo, en la siguiente serie ofensiva de Los Ángeles, Tyrell Williams atrapó un pase de 75 yardas de Rivers para irse al frente 7-3. 

Antes de culminar el primer cuarto, Mike Madgley convirtió un gol de campo de 29 yardas con el que se colocaban 10-3 a favor de Los Ángeles. 

En el segundo cuarto, Mariota no pudo mover el ovoide y se conformó con un gol de cmpo de Succop de 33 yardas para irse al medio tiempo en desventaja 6-10. 

Rivers volvió a mostrar su brazo y en esta ocasión, Mike Williams atrapó un pase de 55 yardas en el inicio del tercer cuarto y los Chargers ya dominaban 17-6. 

Titans anotó de a seis hasta el tercer cuarto con un acarreo de una yarda de Derrick Henry, su primer TD en la campaña. 

En el último cuarto, los Chargers aumentaron la ventaja con un gol de campo de Badgley de 28 yardas y ya estaban 20-13.

Mariota y los Titans estuvieron batallando todo el partido y en los minutos finales pudieron arrastrar a la defensa rival y el mismo QB pudo anotar sin embargo, el balón quedó en la yarda 1. 

Con poco tiempo en el reloj, Luke Stocker anotó para quedar 19-20 con 31 segundos. Tennessee sentía que tenía el partido en sus manos y decidió ir por dos puntos en lugar de asegurar el extra y les costó caro porque Taylor no pudo atrapar el pase de Mariota y los Chargers se llevaron la victoria. 

Ahora, los Chargers están con marca de 5-2 mientras que los Titans tienen marca negativa de 3-4.