EFE
El piloto mexicano subió 10 lugares durante la competencia

Mientras Charles Leclerc daba cátedra en los primeros lugares del GP de Italia, el mexicano Sergio Pérez demostró su destreza en el volante y logró una carrera sorprendente terminando en séptimo lugar. 

"Checo" había tenido un mal fin de semana y para el inicio de la carrera partió en la posición 17, muy lejos de los Ferrari o Mercedes. 

Pérez dejó claro por qué le gusta tanto este circuito y escaló hasta el séptimo lugar consiguiendo unos puntos muy valiosos y sufridos ya que tuvo que defenderse hasta el final de un Verstappen que, además de salir desde el fondo de la clasificación, cometió un error en la salida y tuvo que cambiar su alerón delantero.

Gracias a su buena actuación, "Checo" subió a la posición 13 en el campeonato de pilotos.