Checo pudo remontar algunas posiciones y ayudar a Red Bull en el Mundial de Constructores/ AP
El mexicano escaló algunas posiciones pero no fue el fin de semana deseado para el piloto de Red Bull

Sergio Pérez tuvo su "premio de consolación" en el GP de España y terminó en quinto lugar luego de un complicado fin de semana en el que escaló tres posiciones en la pista. 

Pérez tuvo un buen inicio en el circuito al superar en las primeras curvas a Carlos Sainz y Esteban Ocón, para afianzarse en el sexto lugar y el cambio de llantas a compuesto medio benefició al tapatío al superar en pista a Kimi Räikkönen y se colocó a menos de .400 décimas de Daniel Ricciardo.

El mexicano tuvo en la mira al piloto de McLaren para superarlo con DRS, pero cometió un error importante al irse ancho en la curva y ponerse con una desventaja de 1.5 segundos. Checo Pérez batalló con Daniel Ricciardo, mientras que en la cuarta plaza Charles Leclerc aumentaba su ventaja en la pista y en el cronómetro al separarse hasta 17 segundos de Checo y Ricciardo.

Fue hasta la vuelta 47 el tapatío logró superar a Ricciardo para alcanzar el quinto puesto y pero era casi imposible alcanzar a Leclerc para pelear por la cuarta plaza. 

Luego de eso, Checo Pérez peleó por el punto extra de vuelta rápida, sin embargo no lo pudo conseguir

Sergio Pérez sumó al final de la carrera 10 puntos, una buena cosecha para el mexicano en su batalla en el campeonato mundial de pilotos, pero insuficientes para los suyos, los cuales ven alejarse a Mercedes con el primer y tercer puesto obtenido por Hamilton y Valtteri Bottas.