Foto: Tomada de Internet
Al igual que los hijos de oligarcas rusos, los chicos ricos mexicanos exhiben a través dos cuentas de Instagram, sus viajes, lujos y excesos. En las cuentas aparecen fotografías de los jóvenes disfrutando de viajes, yates, consumiendo costosas bebidas, exhibiendo ropa de diseñador y en los infaltables jets privados

"El dinero no da la felicidad, la compra ya hecha" es la presentación de una cuenta de Instagram que invita a los jóvenes ricos de Ciudad de México a compartir sus fotos, pero advierten que sólo serán publicadas las mejores.

Con más de 66.000 seguidores, esta cuenta es un escaparate en el que aparecen modelos, bloggers y otros jóvenes que en su mayoría tienen cuentas privadas, pero que al menos en esta página no tienen reparo en presumir sus locas fiestas, sus relojes, colecciones de costosos zapatos de diseñador y una que otra mascota exótica.

La mayoría de los videos no tienen audio, pero invitan a usar la etiqueta #RKOMC al igual que otra cuenta con menos seguidores (2.875), que con la etiqueta #RKOM que se presenta como una guía de lujo y moda, pero en la que también se observa a los "rich kids" mexicanos posando en lugares exóticos o con ropa de diseñador, como es el caso de Sofía Castro, hijastra del presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien según el post está en Nueva York usando un modelo de saco y pantalón de Dolce & Gabbana.

Llaman la atención unas fotos separadas en las que una joven aparece con una botella de champaña montada sobre una base con la forma de un arma de alto calibre. En otra imagen distinta hay un joven sosteniendo dos botellas con la misma base.

"Los diamantes son los mejores amigos de las chicas", comenta una joven mientras posa afuera de una tienda de Tiffany.

Los administradores de la cuenta son muy claros: "Por favor manden fotos con la temática de la página, nos llegan muchas como para que no tengan nada que ver", advierte en un post donde aparece una fotografía de una camioneta Range Rover con placas de Dubái y un cachorro de león en el cofre. También piden no enviar imágenes con armas.