Como local, el Rebaño Sagrado no supo lo que es en ganar en el torneo al caer 2-0 ante León

Al campeón de la Concachampions 2018 le abollaron la corona y le hicieron ver su realidad en el Clausura 2018.

Con cinco derrotas y tres empates, el Rebaño Sagrado nunca supo lo que era ganar en el Estadio Akron.

Chivas cayó 2-0 ante León y se despidió de una vergonzosa temporada, que, de no existir Lobos BUAP, hubieran sido el último lugar del torneo que ya culminó con esta Jornada 17.

Guadalajara llegó “festejado” a la cita en el territorio chiva, pues se dio el “lujo” de fallar dos penas máximas.

La primera llegó al minuto 36, en los pies de Ángel Zaldívar.

Y la segunda falla fue por parte de Rodolfo Pizarro, quien en el 82’ no logró meter el segundo penal cobrado al cuadro de Matías Almeyda.

El primer gol de los Esmeraldas llegó en el minuto 43, cuando Mauro Boselli anotó de cabeza para poner el 1-0 ante Rodolfo Cota.

León liquidó al 70’, gracias a una asistencia de Boselli y el gol de Luis Montes.

Con este 2-0, el equipo guanajuatense se despidió de buena manera de la competencia, en contraste con Chivas, quienes sólo pudieron dar alegrías a su afición en la Concachampions.