Foto: Jetza Múzquiz
La lluvia y la imprudencia de un conductor generaron el tráfico

Saltillo.- El asfalto amaneció mojado por la lluvia que no paró en toda la noche, lo cual se combinó con la imprudencia de un conductor que perdió el control de su camioneta, debido al exceso de velocidad, y provocó un accidente en una de las arterias más importantes de la ciudad.

El responsable iba a bordo de una Ford F150 y se desplazaba de sur a norte por el periférico Luis Echeverría, derrapando antes de subir al puente vehicular que se eleva sobre Nazario Ortiz Garza, llegando otros dos vehículos a impactarse tras de él.

La pick up proyectó una de las ballenas de concreto al carril izquierdo de circulación contraria, estrellándose contra la estructura un vehículo Nissan Platina, cuyo conductor no alcanzó a sacarle la vuelta, destrozando su auto tras el encontronazo.

Al lugar llegaron casi de inmediato elementos de Tránsito Municipal, sin embargo, en tráfico afectó ambos sentidos de la circulación debido a la invasión de carriles por los coches siniestrados y la estructura de concreto, generando la afectación vial que se extendió por varios minutos.