Pronostican. El tipo de cambio podría llevar a una cotización superior a 19 pesos por dólar. / Archivo
Banxico podría registrar un nuevo aumento de 4.25% y 4.75%

CDMX.- Entre septiembre u octubre, el Banco de México podría registrar un nuevo aumento en la tasa de interés de referencia, debido a las presiones sobre el tipo de cambio y un posible contagio de la depreciación del peso a la inflación del país, estimó Jorge Rangel de Alba, titular de CIBanco.

    Aunque las autoridades monetarias mantuvieron sin cambios la tasa de interés en su pasado anuncio de política monetaria, para CIBanco, el banco central mexicano incrementaría hasta 50 puntos base la tasa de interés de referencia, para ubicarla en 4.75%, desde el nivel actual de 4.25%. De esta forma se concretaría el tercer movimiento al alza en la tasa de interés en 2016.

     Además de estas acciones por parte de Banxico, CIBanco anticipa que la SHCP propondrá nuevos recortes presupuestales para el próximo año en el proyecto de presupuesto 2017, que se dará a conocer a principios de septiembre, con la intención de mejorar la confianza en el país y evitar la salida de capitales.

  Se espera que para finales de este mes se den a conocer nuevos detalles del plan de negocio de Pemex, que favorezcan el tipo de cambio, pues parte de la depreciación del peso frente al dólar se explica por la disminución de la producción de Pemex y la caída de los precios del crudo.

    No obstante, el principal factor de riesgo sobre el tipo de cambio, que podría llevar a una cotización superior a 19 pesos por dólar, es la incertidumbre generada por las elecciones presidenciales en EU, a celebrarse en noviembre.

     Una vez que se den a conocer los resultados de los comicios, la divisa mexicana podría registrar una recuperación para cerrar el año en niveles cercanos a 18 pesos por dólar. 

> Adicionalmente, se espera que para finales de este mes se den a conocer nuevos detalles del plan de negocio de Pemex, que favorezcan el tipo de cambio, pues parte de la depreciación del peso frente al dólar se explica por la disminución de la producción de Pemex y la caída de los precios del crudo.