Fundadores. Amplias zonas de Saltillo lastiman los ojos, uno ve metros y metros de cemento y asfalto y ni una planta dónde descansar la vista. fotos: Orlando Sifuentes
‘Arborizar las calles es una buena manera de combatir cambio climático’, dice especialista

Plantar un árbol en la banqueta de tu casa o en la plaza de tu barrio, podría ser más eficaz para combatir el calentamiento global y mejorar la calidad de vida, de lo que se podría pensar. Incluso, se ha demostrado que sembrar árboles en las zonas urbanas conflictivas, también ayuda a combatir el crimen. Reforestar la sierra está bien, pero en ocasiones la naturaleza solo necesita que la dejen en paz.

La agrobióloga Daniela Arrocena Bañuelos, que se dedica a la educación ambiental, observa cómo las personas caen en pánico con el tema del cambio climático y muchas veces los lleva a realizar acciones de buena voluntad, que en lugar de beneficiar al ecosistema, lo dañan.

Ventaja. Arborizar la ciudad crea espacios más frescos y oxigenados.

Ella trata de promover la “arborización urbana”, para contrarrestar el calor producido en las ciudades: islas de concreto en donde el calor se concentra más. “Todos estamos enterados del cambio climático y las personas se han vuelto un poco locas con este tema, lo que los ha llevado a plantar árboles por todos lados. Lo que está muy bien. Pero a veces, por querer hacer las cosas rápido perdemos de vista lo que está más cerca.

“Para ayudar al ambiente no es necesario ir hasta la sierra. Podemos empezar con acciones locales, que sumadas pueden dar un gran resultado”, recalcó en su oficina ubicada dentro del Bosque Urbano.

CONCENTRARSE EN LO LOCAL

La ambientalista recomienda que más allá de preocuparse por la desaparición de los polos, las personas podrían enfocarse a su entorno inmediato para influir sobre él. “Hay muchas personas que no se han dado cuenta de la relación del cambio climático y la estructura de una ciudad. Las ciudades se están convirtiendo en una isla de calor impresionante.

Ampliación Morelos. Donde se ve algo de vegetación es en los arroyos y predios abandonados.

“Como que a los humanos nos encanta poner concreto por todas partes. No nos gusta mucho la tierra o que nuestro coche rebote por todas partes, por lo que metemos concreto a lo bestia. El concreto tiene la capacidad bárbara de absorber muchísimo calor, aparte, durante la noche sigue liberando calor”, comentó.

De acuerdo con la investigadora, el asfalto produce una sensación térmica tres o cuatro grados mayor a comparación de las zonas silvestres que hay alrededor de la urbe. Por lo anterior, recomienda que se planten árboles en la ciudad para que la sombra reduzca dicha sensación.

Las áreas verdes pueden inhibir las conductas criminales

Existe un estudio realizado por la doctora Frances Kuo realizado en el barrio del Bronx —en Nueva York— en el que analizó la percepción de las personas que viven en lugares cerca de plantas y las que no.

La investigadora asegura que: “el índice delictivo es menor en lugares en donde hay jardineras y plantas. Ella lo ligaba a la situación emocional del ser humano. Donde hay plantas nos sentimos más a gusto, relajados; por lo que se reducen los índices delictivos.

“A las personas nos gusta estar rodeados de plantas. Nunca piensas en acudir a un lugar más pelón del que vives”, comentó.

Además, tener un área verde aumenta el valor de las casas.

“Tener árboles dentro de casa aumenta el valor de las propiedades de un 10 a 20 por ciento, eso o que esté cerca de áreas verdes”, dijo la experta

QUE VAYAN BIEN REPARTIDOS

Si se va a realizar una arborización numerosa en un mismo lugar, se debe dejar mínimo tres metros de espacio entre cada árbol. Aun así, lo anterior puede variar por la especie.

Cuando se decida plantar, lo más recomendable es elegir especies endémicas de Saltillo, como el mezquite, el huizache o un anacahuita.

Las especies como los nogales o encinos, fáciles de encontrar aquí en la región, regularmente levantan mucha raíz; por lo que no es recomendable plantarlos en banquetas.

NO ES SOLO PLANTAR

Se recomienda cambiar un poco la percepción que se tiene de las plantas como el mezquite, pues son plantas que si bien no son estéticamente tan llamativas como otras, su composición tardó miles de años para que se pudiera reproducir en la región.

Plantar el árbol es el primer paso de una reforestación, le siguen darle cuidados, atenciones y mantenimiento, por lo que también es necesario el compromiso de quien lo planta.

FÍJESE BIEN

Antes de plantar un árbol, se deben tomar en cuenta ciertas condiciones, como:

Elegir el lugar: puede ser en una plaza o banqueta.

Si es banqueta hay que poner árboles cuyas raíces no dañen la estructura con el tiempo.

Para las banquetas, lo más recomendable son los árboles pequeños o arbustos, en plazas es más amplio el catálogo.

Se debe asegurar que el suelo sea el idóneo para la especie.

Verificar que el árbol no quede bajo cables de luz o teléfono para que no afecte a futuro.