Una vaquita marina de seis meses de edad fue localizada y capturada por el equipo de científicos que conforman el programa para salvar de la extinción a este animal, pero luego fue regresada al mar debido a su corta edad. Foto: www.vaquitacpr.org
El Programa Vaquita CPR indicó en un comunicado que el rescate tuvo lugar el miércoles en el mar del Alto Golfo de California, zona en la que habita la vaquita y donde se ha creado un lugar vigilado para su protección.
El exitoso rescate es un hecho histórico y demuestra que el objetivo de Vaquita CPR (Conservación, Protección y Recuperación) puede lograrse"...
Rafael Pacchiano, secretario de Medio Ambiente de México

Una vaquita marina de seis meses de edad fue localizada y capturada por el equipo de científicos que conforman el programa para salvar de la extinción a este animal, el cetáceo más pequeño del mundo, pero luego fue regresada al mar debido a su corta edad.

"El exitoso rescate es un hecho histórico y demuestra que el objetivo de Vaquita CPR (Conservación, Protección y Recuperación) puede lograrse", dijo el jueves por la noche el secretario de Medio Ambiente de México, Rafael Pacchiano, al informar sobre el hecho.

El Programa Vaquita CPR -desarrollado por el Gobierno mexicano con apoyo de organizaciones nacionales e internacionales- indicó en un comunicado que el rescate tuvo lugar el miércoles en el mar del Alto Golfo de California, zona en la que habita la vaquita y donde se ha creado un lugar vigilado para su protección.

"Nadie ha capturado ni cuidado una vaquita, ni siquiera durante un breve período de tiempo. Este es un momento emocionante y, como resultado, estoy seguro de que de hecho podemos salvar a la vaquita marina de la extinción", manifestó el ministro.

El plan de emergencia, que se inició la semana pasada, tiene el objetivo de trasladar a las vaquitas a un santuario construido en el mar para recuperar su población, que actualmente se estima en unos 30 ejemplares.

La vaquita es una pequeña marsopa, similar a un delfín, pero de menos de 1.50 metros de largo y unos 40 kilos y especie endémica del Alto Golfo de California. En la comunidad de San Felipe, en Baja California, se ha establecido un perímetro marítimo en el llamado mar de Cortés, como zona protegida para este animal.

Las autoridades indicaron que el ejemplar que capturaron el miércoles fue devuelta al mar por recomendación de los expertos veterinarios para que permanezca junto a su madre, pero que se le tomaron muestras de tejido y se le hicieron pruebas para comprobar su salud.

Las muestras de tejido serán analizadas por distintos centros de investigación. La Secretaría de Medio Ambiente señaló que el Frozen Zoo de San Diego llevará a cabo "la secuenciación genética para futuros escenarios de clonación”.

Parte del plan es localizar a las vaquitas, un animal tímido que se deja ver con muy poca frecuencia, y llevarlas hasta el santuario -una especie de corral acuático dentro del mismo mar de Cortés- para que permanezcan ahí por tiempo indefinido y se reproduzcan lejos de los peligros que representan las redes de enmalle, donde quedan atrapadas y mueren.