Recibidos con el grito de "bienvenidos a la Tierra", los seis científicos -tres hombres y tres mujeres- emergieron de un pequeño domo blanco en el volcán de Mauna Loa, en Hawaii, que presenta un paisaje similar a uno hallado en Marte.

Un grupo de científicos internacionales finalizaron un año de aislamiento en una estación de investigación en el archipiélago estadounidense de Hawaii, destinada a simular las condiciones de vida en Marte.

El módulo en el que un equipo de seis personas vivió aislado durante un año como simulación de vida en marte en Hawai. Foto: EFE/University Of Hawaii News
Debes estar dispuesto a adaptarte a otros y comprometerte, y si eres incapaz de hacerlo no deberías estar aquí"...
Christiane Heinicke, científica alemana

Recibidos con el grito de "bienvenidos a la Tierra", los seis científicos -tres hombres y tres mujeres- emergieron de un pequeño domo blanco en el volcán de Mauna Loa, en Hawaii, que presenta un paisaje similar a uno hallado en Marte.

El domo está ubicado a una altura de 2,500 metros sobre el nivel del mar, donde no crecen plantas, y los seis científicos que participaron del experimento sólo podían dejar la estructura con un traje espacial.

El denominado experimento HI-SEAS fue diseñado para determinar si un equipo podía vivir junto en condiciones de alta proximidad durante un período de tiempo prolongado y bajo condiciones adversas.

"Traigan algo en lo que trabajar", dijo la científica alemana Christiane Heinicke tras su estadía de un año en la cima del volcán. "Uno de tus peores enemigos es el aburrimiento", agregó.

"Debes estar dispuesto a adaptarte a otros y comprometerte, y si eres incapaz de hacerlo no deberías estar aquí", dijo.

Cada científico trabajó en proyectos de investigación durante su estadía y aprendió a vivir con recursos limitados, con el desafío de evitar conflictos personales en los confines del domo. Las comunicaciones con el exterior estaban demoradas 20 minutos, el mismo tiempo que tardaría enviar mensajes desde y hacia Marte.

Si el sueño de muchos países con ambición espacial de enviar seres humanos al planeta rojo se hace realidad, sólo el viaje tardaría un año. La distancia entre ambos planetas es de 228 millones de kilómetros.

El grupo es el primero en completar una simulación de las condiciones de vida en Marte durante un año en Estados Unidos.

La única simulación más larga fue realizada en Rusia y duró 520 días, dijo la investigadora principal del HI-SEAS, Kim Binsted, al diario "Hawaii Tribune Herald".