Migrantes centroamericanos suben a las góndolas del tren llamado "La Bestia", en el municipio de Arriaga, Chiapas (México), en espera de que estos sean enganchados para continuar hacia la frontera de EU. Foto: EFE
El arriesgado movimiento para abordar la parte superior del tren conocido como "La Bestia" siguió a una fuga masiva de migrantes de un centro de detención en la ciudad de Tapachula, en la frontera con Guatemala.

Cientos de migrantes que buscan llegar a Estados Unidos abordaron un tren de carga en el sur de México el jueves por la noche, frustrados por los esfuerzos del Gobierno mexicano para frenar su avance en medio de presiones del presidente estadounidense, Donald Trump.

El arriesgado movimiento para abordar la parte superior del tren conocido como "La Bestia" siguió a una fuga masiva de migrantes de un centro de detención en la ciudad de Tapachula, en la frontera con Guatemala, también el jueves por la noche.

El Gobierno estimó que unas 1,300 personas escaparon, pero dijo que la mayoría regresó luego al centro.

Medios mexicanos informaron que hombres, mujeres y niños de varios países abordaron el tren al salir de la ciudad de Arriaga, en el estado sureño de Chiapas. Autoridades migratorias dijeron que fueron al menos 395 personas.

Un testigo de Reuters vio a decenas de migrantes sentados en la parte superior del tren el viernes por la mañana mientras viajaba hacia la ciudad de Ixtepec.

En esta imagen, tomada el 24 de abril de 2019, un migrante centroamericano salta de un vagón a otro de un tren de mercancías antes de la salida del convoy de Arriaga, en el estado de Chiapas, México. Foto: AP

Erick Morazán, de 28 años, migrante hondureño en Zapata, una de las pocas localidades al norte de Arriaga, dijo que conocía a varias personas en el tren, y agregó que quería saltar a bordo.

"Yo sé que es muy peligroso pero esta es la vida del migrante", dijo a Reuters por teléfono.

Cientos de migrantes centroamericanos esperan abordar nuevamente las góndolas del tren "La Bestia" en el municipio de Ixtepec, en el estado de Oaxaca (México). Foto: EFE

Trump amenaza con cerrar la frontera entre Estados Unidos y México si la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador no detiene a los inmigrantes ilegales.

La fuga en el centro de detención en Tapachula fue una de las más grandes de los últimos años, y se produjo después de que México reforzó medidas para enviar a migrantes a sus hogares.