Twitter
Aunque ya fueron cerradas las válvulas del ducto, se trabaja en los residuos del hidrocarburo, para posteriormente sellar dicha toma clandestina

Servicios de emergencia atienden una fuga de gas LP que procede presuntamente de una toma clandestina.

A las 23:00 horas del lunes, el fuerte olor a combustible alarmó a los pobladores de San Jerónimo Ocotitlán, Acajete, quienes solicitaron la intervención de corporaciones de emergencia.

El reporte se dio a personal de Protección Civil de Puebla en los primeros 25 minutos de este martes, los cuales acordonaron la zona en espera de Seguridad Física de Pemex y Bomberos; sin embargo, a su arribo se percataron de la complejidad para sellar la toma así que decidieron esperar al amanecer al igual que bajara la presión para iniciar los trabajos de sellado de la fuga.

Derivado del incidente, la autopista Puebla-Orizaba se encuentra cerrada en ambos sentidos a la altura de Acajete.

A través de su cuenta de Twitter, Protección Civil informó que la zona se encuentra acordonada y llamó a la población a no acercarse.

Aunque ya fueron cerradas las válvulas del ducto, se trabaja en los residuos del hidrocarburo, para posteriormente sellar dicha toma clandestina que provocó esta impresionante fuga de gas; trabajos que durarán varias horas, contemplan las autoridades presentes.

Cabe señalar que de manera esporádica se acercan vecinos a presenciar la fuga, pero son retirados por la Guardia Nacional que se mantiene resguardando el sitio. No se han reportado lesionados. 

En el lugar también se encuentra personal de Petróleos Mexicanos (Pemex), Protección Civil de Puebla y Acajete, así como elementos de la policía del estado y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Con información de El Sol de Puebla