Foto: Vanguardia
Fue poco después de las siete de la mañana, cuando los feligreses se empezaron a congregar en en los puntos de reunión de las más de 40 empresas, colegios, iglesias y sindicatos de trabajadores que participaron en esta conocida ‘Peregrinación Obrera’

Saltillo, Coahuila.- Miles de flores y penachos adornaron la peregrinación anual  que anuncia una de las fiestas patronales más grandes de Saltillo: el día de la Virgen de Guadalupe. 

Poco más de ocho mil feligreses, peregrinaron sobre la avenida Emilio Carranza y Pérez Treviño, pronunciando el rosario, cantando alabanzas y escuchando los tambores de los matlachines que concluyeron en el atrio del Santuario de Guadalupe en el Centro de Saltillo. 

Fue poco después de las siete de la mañana, cuando los feligreses se empezaron a congregar en en los puntos de reunión de las más de 40 empresas, colegios, iglesias y sindicatos de trabajadores que participaron en esta conocida ‘Peregrinación Obrera’ que se realiza anualmente. 

Foto: Vanguardia

Esta peregrinación organizada por la Asociación Nacional de Trabajadores Guadalupanos, se caracteriza por la presencia de rutas urbanas, transportes de personal y tráileres de carga que reciben la bendición de los padres del Seminario de ‘Misioneros del Espíritu Santo’, con agua bendita repartida de un ramo de pino.
 
Según los organizadores, fueron más de 500 rutas de transporte urbano y cien tráileres los que  transitaron por las principales arterias del Centro para conjuntarse a la peregrinación, y durante el desarrollo de dicha festividad, fueron cerradas por lo menos 12 cuadras de los alrededores del Santuario.

Foto: Vanguardia

Entre el tumulto, también se observó el carro alegórico que sirvió como plataforma para recrear con actores y actrices, el día en que Juan Diego atónito se encuentra por primera vez con la Virgen de Guadalupe en el Cerro del Tepeyac. 

Entre las pancartas, destacaron los nombres de las organizaciones de empleados de la industria maquiladora de Saltillo, Ramos Arizpe, General Cepeda y Derramadero, pero también se hicieron presentes, los cuerpos de bombero, enfermeras del Hospital Universitario, paramédicos y policías. 

Foto: Vanguardia

La marcha, llevó a sus primeros feligreses al Santuario de Guadalupe al filo de las 9:30 de la mañana, y para mediodía por lo menos cuatro arterias de que rodean la zona ya estaban saturadas de miles de familias católicas que permanecieron en la zona hasta poco después de las 13:00 horas, cuando se reestableció la vialidad.

El padre Benito Martínez, del Santuario de Guadalupe, mencionó que con esta festividad se anuncia el inicio del novenario del 12 de diciembre, sin embargo, las misas especiales de bendición para niños, y para las mamás embarazadas.