Especial
Entre las consecuencias de la contingencia, destacan la ansiedad, confusión, temor, depresión y mayor riesgo de consumo, así como violencia familiar

El Centro de Integración Juvenil (CIJ) de Torreón ofreció sus servicios para atender consecuencias emocionales, psicológicas y de adicciones desencadenadas de la contingencia sanitaria por el COVID-19.

Rafael Mora Garza, director del CIJ, dijo que entre las consecuencias de la contingencia, destacan la ansiedad, confusión, temor, depresión y mayor riesgo de consumo, así como violencia familiar

Por lo anterior, el CIJ ha implementado apoyo a los pacientes y a quienes así lo requieran vía Skype, llamadas telefónicas, mail, videollamadas y otros medios para evitar a los pacientes y sus familias que tengan que salir de la casa.

Mora Garza, aclaró que los pacientes que así lo decidan, seguirán siendo atendidos personalmente por sus terapeutas en los horarios que les sean asignados.

Para salvaguardar la salid de los pacientes, desde hace dos semanas se establecieron medidas preventivas necesarias como el lavado de manos al llegar a las instalaciones, la aplicación de gel antibacterial y el lavado permanente.