Archivo
Con cinco años de retraso, el Consejo de la Judicatura de Coahuila emitió los lineamientos para el ingreso y permanencia en las audiencias de juicios orales del Sistema de Justicia Penal en la entidad, poco antes de que la expresidenta del Poder Judicial, Miriam Cárdenas, se retirara por jubilación

Con cinco años de retraso, el Consejo de la Judicatura de Coahuila emitió los lineamientos para el ingreso y permanencia en las audiencias de juicios orales del Sistema de Justicia Penal en la entidad, poco antes de que la expresidenta del Poder Judicial, Miriam Cárdenas, se retirara por jubilación.

En junio de 2019, los periodistas de Vanguardia Federico Jordán y Carlos Arredondo entregaron a la Presidenta del Tribunal Superior de Justicia una denuncia por la obstaculización indebida a su trabajo y solicitaron garantías para la cobertura de los procesos penales.

Los lineamientos fueron emitidos bajo el acuerdo C-166/2019 de fecha 30 de agosto de 2019, pero el primer juicio oral en Coahuila se tiene registro desde el mes de junio de 2014, y la reforma constitucional que dio paso al nuevo Sistema de Justicia Penal fue aprobada en el 2008.

El Consejo de la Judicatura argumenta en sus motivos la protección de tres derechos fundamentales: el respeto al debido proceso, así como la presunción de inocencia y el derecho a la intimidad y la privacidad, incluidos los derechos humanos de las partes involucradas.

El artículo 5 de los lineamientos se señala que los medios de comunicación podrán ingresar a la audiencias, siempre y cuando las partes no hayan decidido que sea privada, tendrán un área destinada para tal fin, pero no podrán grabar, registrar, reproducir o transmitir por medio audiovisual o gráfico la audiencia.

No se permitirá a ninguna persona ingresar con celulares, grabadoras, tabletas, computadoras o análogos, ni tampoco, plumas, lápices o papel.