FOTO: INTERNET / El filme estrena este 18 de diciembre y cuenta la historia de Ma Rainey, quien en 1927 era considerada ‘La Madre del Blues’.
La muerte del actor nos sorprendió a todos, y pronto tendremos que despedirnos de él de nuevo con el estreno de la última película en la que participó, y por la que no debería sorprendernos si acaba recibiendo un Oscar. El filme estrena este 18 de diciembre y cuenta la historia de Ma Rainey, quien en 1927 era considerada ‘La Madre del Blues’.

Gertrude Pridgett, mejor conocida como Ma Rainey, fue una cantante afroamericana de blues clásico, una de las primeras mujeres en incursionar en el género y aunque pocos lo dicen, una de las primeras lesbianas en la industria. Conocida más tarde como ‘La Madre del Blues’, en 1920 ya era famosa en casi todo el país por sus letras ácidas, peculiar voz y gran manejo en el escenario, es en ese momento en que se desarrolla “La Madre del Blues”, la nueva película original de Netflix que narra una sesión de grabación de 1927 en Chicago, un período en el que los críticos cuestionaban el éxito de la cantante.

La multipremiada actriz, Viola Davis, es quien le da vida a Ma Rainey, quien después de llegar tarde a una sesión, mantiene una fuerte discusión con su agente y su productor por el control de su música. A lo largo de la película conocemos más sobre su tormentosa vida personal, problemas financieros debido al hombre que la manejaba y la relación con su ambicioso trompetista Levee –el personaje que interpretó Chadwick Boseman-, quien tiene la idea buscar su propia banda y conquistar a Dussie Mae. Todo esto tiene como contexto la compleja y azarosa vida de los artistas afroamericanos a principios de siglo XX, una historia basada en la obra de August Wilson, un dramaturgo afroamericano que quiso plasmar la vida de este torbellino en la obra “Ma Rainey's Black Bottom”.

La película estrena este 18 de diciembre en Netflix, y ya cuenta con la aprobación de la crítica con un 98% de acuerdo con el portal especializado, Rotten Tomatoes, y un 67% por parte de la audiencia. “’Ma Rainey's Black Bottom’ es un recordatorio poderoso y penetrante de la necesidad del arte, de sus costos a veces terribles y de la preciosidad de las personas, vivas y muertas, con quienes lo compartimos”, fue la crítica que dio A.O. Scott, crítico del New York Times. Por si fuera poco, la trama y el elenco ya han sido nominados a los Premios Gotham, y suenan fuerte para los Premios Oscar. De ser así, Chadwick Boseman se uniría a la corta lista de actores que han sido nominados de manera póstuma, Heath Ledger (Batman: El caballero de la noche’) y Peter Finch (‘Network’), quienes ganaron premios Oscar póstumos. Denzel Washington, quien produjo esta película, fue el mentor de Boseman desde sus años universitarios.

Gertrude Pridgett, mejor conocida como Ma Rainey, fue una famosa cantante afroamericana de blues.

EL PODER DE MA RAINEY

Aunque en español la película se llama “La Madre del Blues”, en inglés lleva por nombre “Ma Rainey’s Black Bottom”, un título que hace referencia a una canción grabada por la cantante en los años 20, en donde se consolidó como una de las primeras mujeres negras en triunfar en la industria. Ma Rainey rompió todos los estereotipos de la época, su banda estaba compuesta exclusivamente por hombres y tras separarse del cómico William Rainey, también conocido como Pa Rainey, por fin pudo comenzar a expresar su verdadera sexualidad. Mantuvo relaciones con varias mujeres, una de ellas se dice que fue Bessie Smith, su protegida y corista, que después se le conocería como la ‘Emperatriz del Blues’.

FOTO: INTERNET / La cantante rompió estereotipos de la época, se convirtió en un símbolo de poder para la comunidad afroamericana y LGBt+.

VIOLA DAVIS ES BRILLANTE

Esta no es la primera vez que se retrata a Ma Rainey en la pantalla grande, la actriz de “Precious”, Mo'Nique, la interpretó en la película biográfica “Bessie” de Bessie Smith de 2015, pero Viola Davis hace suyo el papel, interpretando a la intrépida y temible Rainey como una mujer poderosa y salvaje. En general, Ma Rainey es un personaje complejo que mezcla poder y carisma, pero también es cautelosa y no busca complacer a la gente. Viola Davis fue perfecta para este papel, pues en 2017 nos demostró su capacidad actoral al convertirse en la primera mujer afroamericana en ganar un Premio Oscar gracias a su actuación en “Fences”.

LA ACTUACIÓN DE CHADWICK BOSEMAN

Tras la sorpresiva muerte de Chadwick Boseman en agosto pasado debido al cáncer de colon, es difícil separar la interpretación de Boseman como Levee, un trompetista brillante pero ambicioso, de lo que sabemos ahora sobre su lucha personal en ese momento. El hombre era brillante en todo lo que hacía, de eso nunca hubo duda. Hace unos días, durante una premiere virtual, Viola Davis habló de su experiencia trabajando con la estrella de “Black Panther” en el que sería su papel final. "Este es un hombre que era un artista", dijo. "Un artista significa que tienes que dejar ir tu ego, tu vanidad... tienes que aprovechar un fuerte dolor, trauma, alegría, todo eso, y usar eso como combustible para tu trabajo, y eso es todo lo que tienes, al final, todo es parte de ti".

UNA PELÍCULA DE ÉPOCA PERO ACTUAL

Recordemos que la historia se desarrolla en Chicago durante los años 20, en donde el prejuicio racial, el sexismo, la apropiación cultural, la inmovilidad social y la corrupción policial son demasiado familiares, algo que parece que en 2020 no ha cambiado mucho. Pero es muy alentador ver a Ma Rainey convertirse en una mujer poderosa y talentosa, quien vive abiertamente como una mujer lesbiana, casada con Pa Rainey pero disfrutando de aventuras con otras muchas mujeres.

La historia se desarrolla en Chicago durante los años 20, en donde el prejuicio racial y el sexismo estaban latentes.

EN UN MOMENTO HISTÓRICO

“La Madre del Blues” se estrena en uno de los momentos más importantes de la comunidad afroamericana en Estados Unidos, recordemos que hace unos meses el movimiento Black Lives Matter tomó las calles de Estados Unidos para exigir igualdad y respeto. En los años 20 la población afroamericana sufría los abusos de los hombres blancos a diario, cien años después todavía tienen que salir a la calle a defenderse de otros nuevos, algo que el propio Wilson quiso reflejar en su obra publicada hace treinta años, una de las diez con las que intentó explicar cómo había sido el siglo XX para los afroamericanos en Estados Unidos.