Aunque la recomendación de cine en casa pasada, “La Asistente”, de Kitty Green, no estuvo presente en la lista del National Board of Review, sí fue nominada en tres rubros de los Independent Spirit Awards. 

De igual manera, el listado de lo mejor en cine independiente del 2020 que se dio el mismo día que la del National Board of Review el martes pasado, incluyó también la lista de los documentales nominados entre los mejores de año pasado como el ganador en el Festival de Sundance a la Mejor Dirección para la cineasta afroamericana Garret Bradley por “Time”, que el jueves pasado comentamos en estos mismos espacios que se encuentra disponible en la programación de Amazon Prime en competencia contra otros dos también ganadores de sus respectivos premios en el mencionado festival ofreciendo unas no menos relevantes y diversas propuestas dentro del género que se encuentran disponibles para su visionado en la plataforma de Netflix. 

El primero de ellos se titula “Campamento Extraordinario” (“Crip Camp”), obtuvo el Premio del Público en Sundance 2020 y como sus títulos en español y en inglés lo indican, cuenta la extraordinaria historia de un campamento en California que a principios de la década de los 70 alberga a un grupo de discapacitados quienes se encontraban sin rumbo y sentido de pertenencia como la minoría discriminada que era por aquellos años, para luego de varias semanas de convivencia encontrar una meta en común que llevó a desembocar en la lucha a finales de aquella misma década por los derechos civiles para todos ellos. 

Producida nada menos que por el expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa Michelle, “Campamento Extraordinario” destaca por el respeto a la objetividad del relato en el que ni políticos demócratas ni republicanos salen muy bien librados que digamos en el camino por lograr el triunfo legal por la causa de sus protagonistas, y en quienes recae este mérito es sobre su pareja de directores, James Lebrecht y Nicole Newnahm, sobre todo del primero, quien a la manera de la protagonista del documental “Time”, de Garret Bradley, se valió de filmaciones propias desde el campamento hasta todo el activismo que en este se generó, ya que con el tiempo como somos testigos a lo largo del relato llegó a convertirse, primero, en ingeniero de sonido, y posteriormente en cineasta. 

“Campamento Extraordinario” (“Crip Camp”), obtuvo el Premio del Público en Sundance 2020.

El segundo de ellos lleva por título “Descansa en paz, Dick Johnson”, y por su parte le dio a ganar a su directora Kirsten Johnson un Premio Especial del Jurado por “Innovación en la Narrativa Documental” ya que le da seguimiento de una forma muy original a los últimos días de su padre, Dick Johnson, un psiquiatra jubilado y viudo de Seattle quien por ir perdiendo paulatinamente su memoria, y teniendo el antecedente de la muerte de su madre como consecuencia del alzheimer, lo involucra en su más reciente trabajo como documentalista como protagonista de su propia historia y las varias formas en las que va preparando para su desenlace de vida. 

En ese sentido, “Descansa en paz, Dick Johnson” tiene en común con los mencionados documentales “Time” y “Campamento Extraordinario” en que es un trabajo del género participativo, por ser sus propios directores los mismos protagonistas de la historia, pero lejos de ser un defecto es una virtud en todos ellos porque es esa misma subjetividad y sello propio lo que los hace únicos y magníficos.  

Comentarios a: galindo.alfredo@gmail.com; Twitter: @AlfredoGalindo 

 

Es un trabajo del género participativo, por ser sus propios directores los mismos protagonistas de la historia.