Extraño. Los tres leones y el perro conviven y consumen 30 kilos de pollo diariamente. Foto: El Universal
Tuitero reporta hecho a la Profepa; autoridad dice que dueño de especies en extinción está dentro de la ley

CDMX.- Aunque desde hace un año y medio los leones blancos “Numbi”, “Gorda” y “Nojoch” son las mascotas de una familia que vive en la calle Niceto de Zamacois, colonia Viaducto Piedad, en la alcaldía de Iztacalco, ayer hubo una denuncia sobre su estancia en dicha casa que provocó una movilización de agentes capitalinos.

A través de Twitter un usuario envió un reporte a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para alertar a las autoridades de que los animales estaban en la azotea de la casa.

Empero, Omar Rodríguez, recibió a los agentes y les explicó que tenía un permiso de legal procedencia avalado por la Profepa para tener a los tres leones; dos machos y una hembra en su hogar.
 

 

Una de las razones de Omar Rodríguez para cuidar de los tres animales salvajes desde que eran pequeños cachorros es porque desea que sus nietos puedan conocer a un león blanco, especie que está en peligro de extinción.

Uriel, uno de los sobrinos de Omar, aseguró que los leones son “muy juguetones” y que aunque hay gente que usa drones para sobrevolar la casa y captar imágenes con sus cámaras, “ellos se divierten y les llama la atención”.

Los cachorros nunca han atacado a nadie, incluso conviven con un perro con el que también comparten la azotea y los 30 kilos de pollo que comen a diario, una vez por la mañana y otra por la tarde. La dieta de las cuatro mascotas, incluido el canino, es llevada por un proveedor de carne hasta la puerta de su casa.

Elementos de Profepa monitorean periódicamente a los animales.