Si bien el mes inició con el festejo a los Muertos y el estreno en cines anterior a Estados Unidos de una joya del cine animado como “Coco” , terminó trágicamente en relación a las telenovelas.

Y es que independientemente de merecidos festejos como el que comentamos el fin de semana pasado de los 80 años de vida del escritor y productor Miguel Sabido, antes de este hubo primero una muerte doble el sábado 11 de noviembre en un accidente automovilístico de la pareja en la vida real que formaban el director Claudio Reyes y la actriz Maru Dueñas regresando de las grabaciones de la última telenovela en la que participaron. “Me declaro culpable”, apenas habían terminado esta última su primera semana de transmisiones tras su inicio al aire el lunes 6 de noviembre.

 Claudio Reyes Rubio era hijo del escritor, Luis Reyes de la Maza, autor de clásicos del género de las telenovelas como “Muchacha italiana viene a casarse” (1971); “Mundo de Juguete” (1974), y “Rina” (1977), y de la primera actriz María Rubio (“Rina”; “Cuna de Lobos”). Se inició como director a los 20 años de edad, dirigiendo nada menos que a su propia madre en la telenovela “Tú eres mi destino”, producción de Ernesto Alonso. A partir de entonces, y hasta el momento de su muerte, trabajó sin parar en este género en donde pasó de colaborar con “El Señor Telenovela” a productores como Carlos Sotomayor, Rebecca Jones, Alejando Camacho, Humberto Zurita, Christian Bach, Roberto Gómez Fernández y Angelli Nesma hasta el momento de su muerte.

 Maru Dueñas, por su parte, aunque su oficio más notable fue como actriz de teatro, por su parte incursionó en las telenovelas en los años 90 al lado de Ernesto Laguardia y Lola Merino en “Cenizas y diamantes”, en 1992, ya como pareja en la vida real de Claudio Reyes, trabajó bajo sus órdenes en telenovelas producidas por Angelli Nesma como “Lo que la vida me robó” o “Tres veces Ana” e inclusive fungió como directora de diálogos en esta última, y de dirección en “Que te perdone Dios” y “Me declaro culpable”. 

El pasado viernes se le brindó un más que merecido homenaje por parte de la producción de la obra teatral “La jaula de las locas” en la que actuó también hasta su muerte.

 Para terminar, y hablando de piezas teatrales, la tercera muerte lamentable relacionada con el mundo de las telenovelas, ocurrió el pasado 19 de noviembre con el fallecimiento a los 69 años de edad de Claudio Báez, quien luego de protagonizar obras teatrales como la célebre “Los Chicos de la Banda” con el nombre de Juan Claudio Blais bajo la dirección de la coahuilense Nancy Cárdenas en 1974, y debutó en las telenovelas en 1983 en la versión  de “Cuando los hijos se van” producida por Silvia Pinal hasta consolidarse en uno de los más conocidos villanos en clásicos como “Vivir un poco” (1985); “Rosa Salvaje” (1987); “Dos mujeres un camino” (1993) y otras más. La última fue bajo la producción de Pedro Damián, “Despertar contigo” el año pasado. Descansen en paz.

Comentarios a: sopeoperas@yahoo.com