Foto: Archivo
El Gobierno aún tiene pendiente aceptar la competencia de dicho Comité en los términos de los artículos 31 y 32 de la Convención

Ciudad de México. Como un acto de congruencia entre las políticas interior y exterior del país, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llamó al presidente Enrique Peña Nieto a reconocer la importancia y urgencia de aceptar la competencia del Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas, a fin de recibir y examinar peticiones individuales por este delito.

En un pronunciamiento en el marco del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas -30 de agosto-, el organismo nacional pidió reconocer la existencia de este flagelo y que un solo caso representa un reto ineludible para el Estado mexicano, cuyas instituciones de investigación y procuración de justicia son puestas a prueba ante la ciudadanía y el concierto internacional en el que México está inserto.

México firmó la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas de la ONU en febrero de 2007, la ratificó en marzo de 2008 y entró en vigor hasta el 23 de diciembre de 2010.

Sin embargo, aún tiene pendiente aceptar la competencia de dicho Comité en los términos de los artículos 31 y 32 de la Convención, lo que se traduce en que las víctimas puedan presentar quejas ante el Comité, y que este pueda recibir quejas de otros Estados Parte en relación a México. En este último caso podría presentarse casos de desaparición forzadas de migrantes provenientes de países centroamericanos.

La CNDH también solicitó al Congreso que la Ley General de Desaparición Forzada sea tema prioritario en el periodo ordinario de sesiones que inicia este 1 de septiembre, la cual debe dar prioridad a la búsqueda y localización de niñas, niños y adolescentes, además de agravar la pena cuando la víctima sea menor de 18 años.