Argumento. La organización afirmó que para cambiar la determinación deben abrogar la reforma. / Archivo
La organización afirmó que para cambiar la determinación, entre este viernes y sábado el Gobierno federal tendría que estar dispuesto a poner por escrito sus compromisos

CDMX.- Será hasta el sábado cuando la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ratifique en una nueva reunión de la Asamblea Nacional Representativa (ANR) si el próximo lunes 22 de agosto inicia o no el ciclo escolar.

La organización afirmó que para cambiar la determinación, entre este viernes y sábado el Gobierno federal tendría que estar dispuesto a poner por escrito sus compromisos y aceptar avanzar en la ruta hacia la abrogación de la reforma educativa.

 “Los acuerdos están planteados, pero las cosas cambian en cuestión de horas, días. Por eso, la ANR de la CNTE planteó ver entre hoy y mañana cuál es la situación, si hubo cambios y también cuál es el sentir de las bases de cada estado, puesto que hay un proceso de reuniones y de valoraciones políticas”, dijo Hernández.

REUNIÓN
La madrugada del jueves, después de una reunión de poco menos de siete horas, la Coordinadora acordó en su ANR que “se sostiene la huelga magisterial nacional (paro indefinido de labores) con las demandas centrales del magisterio”. Es decir, la abrogación de la reforma educativa, transformación de la educación a través de un Proyecto de Educación Democrático, “construido por todos los actores de la educación”, y la solventación de las “consecuencias” de la aplicación de la reforma.

“El Gobierno no le está dando formalidad a lo que se ha platicado, no ha cumplido con algunos planteamientos. La asamblea nacional valoró que la huelga nacional se va a continuar. Varios estados dieron muestras de distensión que el gobierno solicitó para empezar a avanzar, pero estas muestras de distensión ya no se van a dar y se va a volver a la actividad como iniciamos otra vez”. 

El Dato:
> Para los profesores, lo único que cambiaría la determinación de no regresar a clases el lunes será una respuesta “seria” y “formal” de la Secretaría de Gobernación (Segob) a las cuestiones que se han planteado: dar para atrás los ceses de maestros, que se liberen pagos retenidos, que se comprometa a detener las notificaciones de cese y que abra el camino hacia la abrogación de la reforma educativa.