Con datos de SHCP
Este semáforo servirá para "atarles las manos" a los gobernadores.

Los gobernadores y el Jefe de Gobierno ya no podrán endeudar sus estados a su antojo. La Secretaría de Hacienda ahora tiene un semáforo de endeudamiento para los estados, con el que, a partir de sus resultados, podrá un límite a los recursos que se irán a nuevas deudas en 2018.

Se trata del Sistema de Alertas de la Secretaría de Hacienda, una especie de semáforo de la deuda que clasifica a los estados en tres categorías: endeudamiento sostenible (verde), endeudamiento en observación (amarillo) y endeudamiento elevado (rojo).

Los estados en rojo tienen deudas muy superiores a sus ingresos. Es el caso de Coahuila que en 2016 tuvo una deuda 205% más grande al reportar Ingresos de Libre Disposición por 18 mil 014 millones de pesos, pero con una deuda neta de 37 mil 047 millones.

Así defraudaron al SAT con más de 20 mdp durante el gobierno de Javier Duarte

En amarillo están estados con deudas superiores a su ingreso, como Veracruz que tiene un endeudamiento 125.7% superior a sus ingresos o Sonora con 121.3% más. En contraparte, los estados en verde son aquellos cuyo endeudamiento es menor a su ingreso, como Querétaro cuya deuda es del 20.5% de su ingreso o San Luis Potosí, donde es de 39.5%.

Diez estados en México está en alerta amarilla, 20 en verde y solo uno (Coahuila) en rojo. Tlaxcala no está dentro del sistema debido a que "no cuenta con financiamientos y obligaciones en inscritos en el Registro Público Único".

A partir de este semáforo Hacienda determinará el techo de financiamiento para los Ingresos de Libre Disposición, que es la suma de los ingresos de cada estado y las participaciones federales menos los recursos que van a los municipios.

Esto significa que para 2018, los estados con mayores niveles de endeudamiento tendrán menos recursos para contraer nuevas deudas. Si el estado está en verde podrá tener un endeudamiento adicional al 15% de sus ingresos; si es amarillo, solo tendrá derecho al 5%; y en el caso de los rojos, no podrá contratar financiamiento adicional.

El nivel de financiamiento es aprobado por los congresos locales de cada estado, pero con los techos fijados por Hacienda con base en el semáforo de deuda.