Miguel Riquelme, Gobernador de Coahuila / Foto: Nadia Betancourt
El mandatario comunicó que los problemas económicos surgieron porque las autoridades federales no contemplaron que la disminución del IVA e ISR en los estados fronterizos reduciría las participaciones para la entidad

Monclova, Coahuila.- El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís informó que está listo para enfrentar un año de restricciones económicas y dijo que lo hará con responsabilidad y en coordinación con los 38 municipios de Coahuila.

Señaló que de los 21 mil millones de pesos que recibían de participaciones federales anuales, hay un impacto negativo de 900 millones de pesos, lo cual también afecta a los municipios.

Expuso que Coahuila tiene necesidades en todo su territorio que deben ser contempladas en materia de infraestructura carretera, desarrollo económico y la mejora de los servicios públicos.

Espera que en las próximas horas se apruebe el presupuesto federal y que en éste se incluyan los anexos por estado para definir si hubo proyectos etiquetados que le sumen a la entidad.

“Es lamentable que no se ocupen de las fórmulas que impactan a cada entidad federativa y que con ello no haya compensaciones porque Coahuila aporta mucho a la federación y no recibe en reciprocidad lo equivalente a las aportaciones”, dijo.

Agregó, “a como se ven ahorita las cosas, no son nada alentadoras, y yo no veo condiciones para que los diputados sean un contrapeso o sean la balanza en el presupuesto federal, pero espero que dentro de la aprobación existan fondos que nos puedan compensar”.

El mandatario comunicó que los problemas económicos surgieron porque las autoridades federales no contemplaron que la disminución del IVA e ISR en los estados fronterizos reduciría las participaciones para la entidad. “Es decir, la base participante bajó y eso en la fórmula afecta de forma directa, tal vez no lo vieron venir, pero yo siempre lo advertí que eso pasaría con la disminución del IVA e ISR en Acuña y Piedras Negras”.

Mencionó que la Cámara de Diputados no podrán dar una nueva orientación a los recursos al ser mayoría de un partido que aprueba lo que el ejecutivo envió, por lo que ningún gobernador acudió con los legisladores.

“De cada peso nos regresan 30 centavos, es muy poco lo que se retribuye a Coahuila, siempre se aporta mucho y se regresa poco”, concluyó.