Foto: Especial
El productor, Ricardo Medellín Salas, dijo que, aunque se llegue a registrar lluvias difícilmente se podrá recuperar el campo, y mas por la época de invierno que se acerca

Piedras Negras, Coah. – En más de 100 millones de pesos se estiman las pérdidas que ha dejado la sequia a los productores en Coahuila, pues se vieron en la necesidad de vender los becerros con poco peso lo que los llevo a obtener ganancias menores con respecto a otros años, informo el productor, Ricardo Medellín Salas.

Destacó que, si bien es cierto que durante el mes de septiembre algunas regiones se vieron favorecidas con lluvias, no fueron lo suficientes como para que se recuperaran los agostaderos lo que afecto a los becerros por falta de alimento.

Explico que, a raíz de la sequía, muchos productores se vieron en la necesidad de sacar su producto con un menor peso, lo que represento menos ganancias al momento de vender en el mercado de exportación, sin embargo, con las lluvias esperamos la recuperación a mediano plazo.

Explico que el peso promedio en un becerro durante temporada donde hay suficiente alimento en el agostadero es de 200 kilos, pero durante la pasada sequia llegaron a obtener como peso 100 kilos, incluso hasta menos.

Reiteró que se vieron forzados a vender los animales en el estado físico que se encontraban debido que conforme pasara el tiempo estarían perdiendo el valor comercial o difícilmente podría haberlo exportar hacia los Estados Unidos, por eso el productor tomo le decisión de venderlo, aunque a bajo precio.

Finalmente dijo que, aunque se llegue a registrar lluvias difícilmente se podrá recuperar el campo, y mas por la época de invierno que se acerca.

El censo del hato ganadero en Coahuila es de 380 mil cabezas.